Malditos cuentos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1288 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
-------------------------------------------------
 -------------------------------------------------
Malditos cuentos-------------------------------------------------
 -------------------------------------------------
 -------------------------------------------------
1. Un hijo. Unas piernas hermosas. Parecería que una cosa y la otra no guardan relación. Dhelmalyz, la joven quebuscando la belleza encontró la muerte: Aileen, la mujer que buscando ser madre encontró la cárcel son un ejemplo perfecto de unos patrones culturales que nos han impuesto a las mujeres. Es como si por ser mujer, viniéramos incompletas al planeta y todos se empeñan en encontrarnos una misión. La misión: la relación de pareja. Debemos permanecer bellas para retenerlo. Y debemos tener hijos para“atar” a ese hombre maravilloso aunque sea un alcohólico, un adicto, un mujeriego empedernido, un vago eterno o un vividor. Pero es “nuestro”. Nos pertenece, o mejor dicho “le pertenecemos”. Nuestro mundo es él, como se desgañitan las cantantes repitiendo en la radio y si “él” no está, se nos acabó el mundo. La pregunta es por qué.-------------------------------------------------
2. Los cuentosinfantiles tienen mucho que ver. El hada buena es bella, la malvada bruja es fea. La bella hada buena conoce al príncipe encantado, se casan, tienen niños y son felices para siempre. La malvada bruja no tiene hijos. La gente buena tiene hijos. La gente mala no los tiene. En este país una mujer que no tiene hijos es vista como una vaca que no da leche, una egoísta que no ama a su esposo. Lamiran con pena porque concluyen que Dios está enojado con ella por alguna razón, porque “los hijos son una bendición de Dios” y a esa pobre mujer, Dios en un coraje le quitó la bendición. Y el hombre, ese papá sin hijos, tiene licencia de corso para buscar ese bebé en el primer útero disponible porque, a fin de cuentas, a eso se nos reduce, a cosas bonitas que sirven para tener bebés o en “elmejor regalo que Dios hizo a los hombres” en el desafortunado comentario de Edwin Mundo. La pregunta sigue siendo por qué. ¿Por qué caemos redondas en nuestra propia mentira?-------------------------------------------------
 -------------------------------------------------
3. Cientos de mujeres saben que el último hombre en el mundo con el que deberían tener un hijo es con el marido. Porque noes buen ejemplo para los niños, porque no será responsable como padre, porque no se aman. Pero están casados. Y el bebé es la feliz culminación del amor, como anuncian cursimente las revistas en la sección de sociales. Porque el desamor, las relaciones huecas, la violencia doméstica, el maltrato infantil no escoge clases sociales. También las cívicas tienen su calvario adornado con hermosasorquídeas en la exquisita residencia del ejemplar empresario donde el caviar y el bofetón son tan frecuentes como el “corned beef” en tiempo de tormenta. Ellas se desvelan pensando en el papelón de solicitar una orden de protección, sin pensar en el papelón que será morir asesinada y salir en la primera plana de El Vocero con uno de esos titulares: HOMBRE MATA A MUJER POR CABRA, aunque la historiasea que la doñita tenía una cabra que le molestaba al marido y por eso él mató a la mujer, lógicamente. La historia es lo de menos. Todo el mundo pensará que la difunta se buscó la muerte. Somos culpables hasta de morirnos y la pregunta sigue siendo por qué. -------------------------------------------------
 -------------------------------------------------
4. Tal vez podemos encontrar larespuesta detrás de todos los mensajes culturales que nos dieron con el biberón. La premisa inarticulada es que nunca seremos suficientes para cumplir con el estándar social, que por nacer mujer no merecemos la dicha, ni la felicidad, ni el respeto, ni la ternura, que eso sólo serán destellos fugaces, sobras que se nos tiran de vez en cuando, para ganar favores en el terreno sexual. Y porque...
tracking img