Maltrato a ancianos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 17 (4027 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
¿ESTOY ASISTIENDO A UN ANCIANO MALTRATADO?
Dr. Humberto Kessel Sardinas Especialista en Geriatría Unidad de Valoración y Cuidados Geriátricos Hospital Torrecárdenas. SAS. Almería Dirección: Calle Melilla 17, 20, A, 04007, Almería E-mail: hkessel@cajamar.es

RESUMEN:

Las situaciones de maltrato al anciano despiertan cada vez más la inquietud de los profesionales sanitarios. La preocupaciónsobre cómo podemos sospechar esta posibilidad, y cómo podemos actuar, es evidente en las consultas, los Servicios de Urgencia de los Hospitales, las Residencias, la asistencia domiciliaria, y en general en todos los que convivimos con la problemática del viejo. Esta revisión intenta exponer los signos de alerta, las características de maltratador, víctima, y entorno, además de ofrecer las opinionesdel autor sobre estos aspectos, a la luz de las dificultades legislativas, y prácticas en que nos desenvolvemos. Por último, se ofrecen algunas posibles pautas de actuación ante estos hechos. Palabras claves: Anciano maltratado, Ética geriátrica, Maltrato al anciano.

INTRODUCCIÓN

"La Residencia de los horrores", fue el titulo de un trabajo de investigación, recientemente emitido en latelevisión, que impactó de forma limitada en la opinión pública. Escasos fueron los comentarios que se generaron, cuando se conoció, que a la hora de reubicar a los ancianos maltratados allí residentes, hubo familiares que manifestaron que ese no era su problema, sino de la Comunidad de Madrid. Aunque la visualización del reportaje aporta mucho por sí misma, la conclusión estrella radica, a micriterio, en que a pesar de los esfuerzos que se están llevando a cabo para la defensa del anciano, y de las horas que estamos invirtiendo en hablar, todavía nos falta mucho por conocer, y bastante más por hacer. Es mi objetivo, con la siguiente revisión, exponer las líneas generales que desde el punto de vista práctico, nos ayuden para poder poner con eficacia, a disposición del anciano maltratado,nuestros recursos profesionales. Esa es la solución que reclama, desde hace ya tiempo, el viejo que sufre maltratos. CONSIDERACIONES GENERALES.

Desde hace varios anos, y más aún, después de la "Primera Conferencia de Consenso sobre el anciano maltratado", y la "Declaración Almería" (1), los profesionales de la salud nos estamos planteando con mayor rigurosidad el problema del maltrato al mayor, enel contexto cotidiano y práctico. Se pueden realizar múltiples disquisiciones mentales en torno a este problema, y escasos son los datos epidemiológicos reales con que contamos; no obstante, objetivamente, este fenómeno, uno de los tabúes más bien escondidos del santuario familiar, no es nuevo, y se ha venido desarrollando casi paralelamente con el propio ser humano. Las cifras estiman que entreun 2 % y un 10 % de los ancianos reciben algún tipo de maltrato (2). Un trabajo recientemente publicado, realizado en varias comunidades autónomas españolas, detectó un 4,7 % de incidencia en una población estudiada (3). No quisiera entrar en la discusión dialéctica de cifras, por otra parte torturadas hasta que confiesan, clasificaciones poco eficaces, o tipificaciones escasamente aplicables a larealidad del anciano que dama y necesita protección. Todos estos aspectos son teórica y académicamente debatibles, y a veces tanto, que se alejan de la realidad de los servicios de Urgencias, de las consultas de los Centros de salud, y de las arrugadas camas de las habitaciones donde el anciano se retuerce de dolor, o chilla hasta extenuarse por no recibir un vaso de agua, mientras se le dispensahaloperidol intramuscular. Estas discusiones sirven al final, en mi opinión, para que la solución del problema se dilate, haciendo el juego a todos los que tienen que aportar los recursos necesarios para dilucidar el asunto. Las únicas verdades que poseemos se podrían resumir en: 1.No existe un mecanismo eficaz para detectar la incidencia real de maltrato en la población anciana. 2.El anciano...
tracking img