Malvinas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2477 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
A veintinueve años de la gesta
“Malvinas: seguimos ganando”

“Estamos ya en el límite de nuestras posibilidades, con sólo tres navíos sin mayores defectos. De la fuerza de destructores y fragatas, el cuarenta y cinco por ciento está reducido a capacidad cero de operatividad (...) Ninguno de los tipo 21 está en condiciones (...) Todos están cayéndose a pedazos (...) Hay un límite para soportaresta presión y no estoy seguro de quién parará primero”.

Luego de leer el fragmento que antecede y asociarlo al título Malvinas, seguramente no pocos lectores desprevenidos coincidirán en atribuirle dichas proposiciones a algún militar argentino que, anticipando una derrota apabullante, exponía a sus camaradas la cruda realidad que padecía la fuerza desplegada en las islas allá por mayo de1982. Tal vez le sorprenda saber que se equivoca. La autoría del mencionado fragmento pertenece, nada más y nada menos, que al Almirante John Foster Woodward, comandante máximo de la soberbia flota naval que el criminal conciente Reino Unido envió al Atlántico Sur para recuperar la soberanía de un territorio del otro lado del mundo que supuestamente le estaba sonsacando la República Argentina.
Contralo que muchos podrían pensar, las Fuerzas Armadas argentinas se contaban en la década del 80 entre las mejores equipadas de Latinoamérica; pocos saben sin embargo que, aunque la derrota era un hecho inevitable que la corrupta pero por sobre todo sangrienta Junta Militar obvió reconocer, pues Estados Unidos no podía permitir que su principal aliado en la OTAN para enfrentar al Pacto de Varsovia, ycon un extenso expediente de confabulaciones imperialistas en su haber, sufriese un revés de manos de un país del tercer mundo, pocos saben, decíamos, que Londres estuvo muy cerca de autorizar el uso de armas nucleares para poder vencer al “pobre país de las vacas”. Cuando los militares ingleses se pusieron al corriente de la misión que debían realizar, varios fueron los que, en tono de burla,festejaron diciendo: “nos vamos unos días de vacaciones” aludiendo a la supuestamente rala capacidad argentina; grande ha de haber sido la impresión cuando a los pocos días un misil argentino hacía impacto en su nave insignia, hecho que como otros tantos, ha sido encubierto para no dejar a la luz la vergonzante realidad que mana de los sucesos acaecidos: pudieron haber poseído mucha más tecnología yuna mejor preparación, pero ninguna es suficiente para detener a un pueblo cuya bandera ha sido pisoteada. No parece descabellado decir que sin el apoyo de Norteamérica y de sus terroríficas bombas atómicas, los ingleses no le ganan a nadie.
La finalidad de esta nota no es, necesitamos dejarlo claro, vindicar la guerra, que acto más nefasto puede llegar a cometer el hombre; el necesario objetivoes demostrar que cuando Argentina se une en una meta común puede sobrepasar cualquier barrera del destino; que cuando trabajamos juntos, con responsabilidad y profesionalismo dejamos chica a cualquier nación y, fundamentalmente, que las muestras de coraje y patriotismo que se plasmaron en Malvinas todavía siguen en alta estima por parte de muchos de nuestros conciudadanos, no obstante que algunosde antaño las crean extinguidas.
En 1982, el Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea, además de Prefectura y Gendarmería que también contribuyeron con sus mejores hombres, dejaron todo en el campo de batalla, sin reparar un segundo en el potencial y el historial bélico del enemigo al que se enfrentaban. La guerra es un crimen sin igual, pero como el ya fallecido comandante del querido cruceroGeneral Belgrano ha dicho, no lo es la acción de los destinados a enfrentarla. A ellos todo nuestro tributo.
Respecto del Ejército, las muestras de heroísmo de soldados que de los confines del país se aprestaron a la contienda abundan cualitativa y cuantitativamente; ninguno de ellos, por su coraje y entrega, fue ni será considerado jamás un rara avis. Para poder revivir un poco de esto, que sino...
tracking img