Manifestacion del 15m

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3499 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 31 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Como comenzó el 15M

La irrupción en plena campaña para los comicios municipales y autonómicos de un amplio movimiento que reivindica en las plazas lo obvio, ha tenido un primer efecto: ha conmovido los parámetros del “debate” político convencional electoral en nuestro país. Y, lo que es más importante, ha roto con el maleficio del ciclo de desmovilización social al que parecíamos abocados sinremedio. Lo que empezó como una tediosa primera vuelta de las elecciones generales se ha tornado en un foro vivo de, al menos, una parte del pueblo de izquierdas que ha hecho del espacio público un bastión frente al atropello. Las elecciones (recordemos: ¡locales!) han supuesto una ventana de oportunidad para que lo que se venía anunciando en pequeñas actividades y en muchas conversaciones, semanifestara masivamente. Y nadie ha limitado ni su análisis ni sus propuestas al ámbito municipal, todos los temas desde los locales a los globales se han puesto sobre el tapete.

Cuestión de dignidad

El malestar se ha transformado en indignación. La indignación se ha puesto en marcha en forma acción política colectiva el pasado 15 de mayo. Ya había precedentes cercanos, como las movilizacionesde Juventud sin Futuro (sin casa, sin curro, sin pensión, pero también sin miedo). Pero esos precedentes habían sido ignorados por analistas y decisores. Y, lo que todavía no acaban de entender los dirigentes políticos institucionales y sus intelectuales orgánicos, es que la fuerza motriz de la movilización no es tanto una retahíla de reivindicaciones previas como la necesidad y el objetivo derecuperar la dignidad.

Porque de dignidad se trata. Y ese es el nexo de unión entre la Sol y Tahir: la dignidad de una juventud que quiere tener futuro y que actúa también en nuestro nombre, incluidos los que en nuestro activo tenemos más pasado que porvenir. El otro nexo de unión es la interacción que han permitido las redes sociales al servicio de la acción. Hasta aquí las similitudes. A partirde ahí las diferencias. El contexto político y social es diferente. Allá había que batir dictaduras, aquí sacar del lodazal la política. Allá los problemas sociales superan en gravedad e intensidad a los muy reales y graves existentes aquí. Pero ambas luchas, a ambos lados del Mediterráneo, con sus diferencias y similitudes forman parte de un mismo movimiento emancipa torio que abre nuevasesperanzas. Un amplio sector de la sociedad se siente mal tratado y estafado. Ha sido testigo mudo del debate político sectario partidista, de la corrupción sin límites, de la actuación de un poder judicial por el que no ha pasado todavía el fin del franquismo, de un PP que anuncia desde un discurso vacío una nueva era para España si gobierna y de un PSOE que perdió la credibilidad y la honra al aplicarlas políticas de ajuste que le dictaban los mercados, o sea, el capital. La sociedad ha sido expropiada y, en particular la juventud, que mayoritariamente ni siquiera puede perder derechos sociales porque no llegó a acceder a los mismos y a la que cínicamente se le ofrece como salida que pase a formar parte de “los emprendedores” o, lo que es lo mismo, a la víctima del paro se le coloca encima elfardo de la solución.

El significado de la revuelta

El 15-M planteó dos cuestiones centrales: ¿Quién debe pagar la crisis? ¿Quién y cómo se deben adoptar las decisiones colectivas en una sociedad democrática? Cuestiones que resumen el contenido social y político de la calificada de forma ingenua y exagerada spanish revolución. El movimiento Democracia Real Ya (DRY) pone en cuestión laspolíticas de ajuste neoliberales y se propone buscar alternativas. Y como condición para ello se plantea la necesidad de que la sociedad disponga de herramientas democráticas para decidir su futuro. Preguntas que le llevan, al buscar soluciones ante la crisis, a acercarse en la práctica a propuestas anticapitalistas. Preguntas también que le llevan a cuestionar no la democracia, sino las formas de...
tracking img