Marcos 7

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1214 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Mensaje
Domingo2 de Septiembre de 2012.

Leer: Deuteronomio. 4:1-2; 6-9 – Santiago. 1:17-27 – Marcos. 7:1-8; 14-15; 21-23


Deuteronomio:

Este pasaje del AT presenta a Moisés exhortando al pueblo a guardar los mandamientos, estatutos y decretos que Dios les ha enseñado, porque son la sabiduría e inteligencia de Israel (que los diferencia de los otros pueblos). Les manda enseñarlos degeneración en generación.

Vale decir que los mandamientos son en general apodícticos, es decir, normas generales como “no harás…”. Los preceptos que se agregaron a la Ley con el correr de las generaciones fueron casuísticos, es decir, describiendo caso por caso. Los Escribas (sabios y estudiosos de la Ley) también discutían diferentes cuestiones, algunas referidas a la ley y otras a otro tipo decuestiones. Esto se llamó la “tradición de los ancianos”. En el texto del Evangelio veremos esta cuestión.

Santiago:

Santiago hace recomendaciones a los creyentes: sean prestos para oír, tardos para hablar, tardos para airarse. Sean a su vez, hacedores de la Palabra y no tan sólo oidores. La verdadera religión es visitar a los huérfanos y a las viudas y guardarse sin mancha del mundo (elpasaje tiene como marco la reflexión en torno a las obras y la fe: “la fe sin obras está muerta”).

Marcos:

El pasaje menciona la crítica que recibe Jesús de parte de fariseos (religiosos y responsables de la moral del pueblo) y de los escribas (estudiosos y responsables de la Ley) por dejar que los suyos (los discípulos) comieran con las manos sucias, es decir, sin respetar el ritual establecidodel lavado de las manos. Debemos señalar que no era una costumbre higiénica o para prevenir enfermedades, sino solamente una cuestión ritual.

Jesús contesta con seriedad y rudeza citando fuertes palabras del profeta Isaías y aplicándoselas directamente: «¡Hipócritas! Bien profetizó de ustedes Isaías, cuando escribió: “Este pueblo me honra con los labios, pero su corazón está lejos de mí…enseñando como doctrinas mandamientos de los hombres”».

En un segundo momento Jesús parece hablarles a los suyos y les explica que lo que en realidad le hace mal al ser humano no es lo que entra en él, sino lo que sale de él mismo.

De alguna manera solemos cuidarnos más de lo que no queremos que entre en nosotros/as que de lo que sale de nosotros mismos, haciéndonos mal a nosotros y a los demástambién.



Los mandamientos en el desierto fueron un marco de conducta entre ellos como pueblo y en su relación con Dios. Eran como “mojones” en el camino que les indicaban por donde manejarse. No era una legislación extensa y pesada, sino breve y fácil de recordar. En el Evangelio se ve qué fácil les fue a algunos olvidarse de la importancia de la Ley, para preferir recordar o respetar latradición de los ancianos. Vale aclarar que esta tradición de los ancianos no era necesariamente un marco de conducta entre ellos como pueblo y ni tampoco en su relación con Dios. El lavado ritual no tenía ningún sentido ni aportaba nada en mi relación con los demás ni con Dios (por lo menos no directamente), porque según los escribas y fariseos, quien no se lavaba comía impuramente. Este fue uno delos tantos criterios de discriminación o segregación que imponían al pueblo.

Jesús también se refiere en los vs. 9-13 a otro tema en la misma línea. En la tradición de los ancianos estaba incluido el tema del Corbán (mi ofrenda a Dios). La tradición sostenía que se podía declarar algo Corbán y era suficiente para no poder hacer cualquier cosa con eso declarado así. Jesús plantea que muchosdeclaraban sus bienes y posesiones de esta manera para ni siquiera ayudar a sus padres, violando el mandamiento “honra a tu padre y a tu madre”. Los biblistas sostienen que muchos habiendo declarado sus cosas Corbán se las quedaban sin hacer nada distinto con ellas. Esto era parte de la tradición de los ancianos y contradecía el mandamiento dado por Dios a Moisés.

Mientras los mandamientos le...
tracking img