Marsilio de padua

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 21 (5071 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
MARSILIO DE PADUA

 
La tercera gran controversia entre los poderes eclesiástico y secular, esta vez el papa y el emperador, tiene lugar con ocasión de la intervención del papa Juan XXII en la elección del emperador Luis de Baviera.
Creemos que no es necesario el recuerdo de los incidentes. Lo que nos interesa es el debate. Por parte de los defensores del papa no hay aportaciones nuevas: losescritores se limitan a repetir los argumentos. Del lado del emperador se alinean dos autores de primera fila cuyo trabajo no es tanto defender al emperador cuanto atacar al papa, rechazar sus pretensiones: son Marsilio de Padua y Guillermo de Occam. Sobre éste ya hemos hablado, aquél merece todo un capítulo.
 
1.
EL PERSONAJE Y SU OBRA
 

Biografía

 
Marsilio (h.1280 - h.1342) nace enPadua y allí estudia derecho y medicina. Se traslada a París donde enseña filosofía y de cuya universidad es rector durante unos meses. En 1324 ha terminado su obra principal, El defensor de la paz (Defensor pacis). El libro produce un gran escándalo y cuando es conocida la autoría, Marsilio huye a la corte del emperador Luis de Baviera, ya excomulgado por el papa, que lo acoge como consejero ymédico. El libro es finalmente condenado por Juan XXII (1327).
Luis emprende la expedición a Roma para ser coronado emperador (1427). Como el papa se niega a venir desde Avignon, Marsilio planea el ritual de la coronación. El pueblo de Roma aclama emperador a Luis, que es coronado por un clérigo para investir al emperador de su dimensión espiritual (enero, 1328). Pero la hostilidad güelfa obliga aLuis a regresar a Alemania.
Después de El defensor de la paz Marsilio, que vive en Munich, escribe De translatione Imperii: si en El defensor había expuesto la teoría del poder imperial, ahora expone la historia. Otras dos obras de nuestro autor son el Defensor minor y De iurisdictione imperatoris in causis matrimonialibus.[?][1]

Ideas fundamentales

 
Defensor pacis fue una muy importantecontribución en el tercero y último acto del conflicto entre los dos poderes de la Cristiandad, pero pudo haber sido escrito sin que hubiera existido este último acto: sus dos fuentes fundamentales de inspiración (la práctica de las ciudades italianas y la teoría de Aristóteles) no tienen que ver directamente con dicho conflicto.
Las ideas de Marsilio proceden en buena parte de su conocimientodirecto de la organización de las ciudades lombardas, en especial de Padua.
Marsilio es consciente de la desunión de las ciudades italianas y de que su origen está en el papado (en esto coincide con Dante y es un claro anticipo de Maquiavelo). Pero no busca, como Dante, la solución en la restauración del Imperio, sino en la destrucción del sistema papal creado por el desarrollo del Derechocanónico. Su preocupación esencial es desmontar este poder y para ello, con sentido realista, no va a la Antigüedad para rescatar las glorias del Imperio romano, sino para estudiar al pensador más realista del mundo antiguo, Aristóteles. Ya hemos visto que Santo Tomás se inspiró en Aristóteles: quiso unir a Aristóteles con la tradición cristiana. Ahora Marsilio se atiene más a lo que significa la letra dela Política de Aristóteles: no lo considera como el pensador que se integra en las grandes ideas de la Edad Media, sino, al contrario, como un factor de ruptura de las grandes tradiciones medievales.
Esto último está facilitado porque Marsilio asume la versión aristotélica del averroísmo con su doctrina de la doble verdad: conclusiones racionales de la filosofía pueden ser contrarias a la fe.Pues bien, El defensor de la paz es la primera aplicación conocida del averroísmo a la política.
Esto va a tener gran importancia en la interpretación y solución del conflicto entre el Imperio y el Papado. El conflicto se había planteado porque no se admitía separación entre el orden de la fe y el orden de la razón y se admitía el fundamento teológico del poder político. Ahora con el averroísmo...
tracking img