Memorias de mama blanca

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 20 (4984 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Revista de Literatura Hispanoamericana

31 (1995)

Las Memorias de Mamá Blanca en el contexto de la moderna narrativa venezolana
Douglas Bohórquez R.

En 1926, cuando Teresa de la Parra comienza a escribir su segunda novela, Las Memorias de Mamá Blanca, está de nuevo en Europa. Han transcurrido unos meses de su exilio voluntario . En Vevey, Suiza, cerca del lago Leman , imponiéndose unaespecie de enclaustramiento religioso, escribe estas Memorias ... en una lengua como encantada y mágica. El libro se publicará por primera vez en español en 1929. Simultáneamente, con prólogo de Francis de Miomandre , aparece también en francés. En poco tiempo alcanza su segunda edición. La narrativa venezolana e hispanoamericana en estos años , entre 1926 a 1929, es un entramado de disímilestendencias y lenguajes literarios, una lucha de viejas y nuevas formas significantes que buscan sus lectores en el contexto de la emergencia de radicales propuestas estéticas modernas en la escena narrativa europea. Criollismo , costumbrismo, na-

turalismo, realismo social, manifestaciones tardías o epigonales del romanticismo, coexisten al lado de las formas expresivas del modernismo y frente a losdesafiantes, audaces lenguajes y propuestas del vanguardismo que se han venido deslizando y reelaborando desde la poesía a los ámbitos del cuento y de la novela. A partir del mismo año de 1909 en que apareciera el «Manifiesto del Futurismo» en el periódico parisino Le Figaro, se iniciará la recepción crítica de las formas literarias vanguardistas en Venezuela, a través de los primeros artículos deprensa y polémicas en diarios y revistas que involucran a jóvenes escritores del momento, tales como Jesús Semprum, M. Picón Salas, Arturo Uslar Pietri, Fdo. Paz Castillo. Por supuesto, esta recepción de la vanguardia se da en una esfera muy limitada, no existían las condiciones propicias para la circulación de estas renovadoras, insurgentes proposiciones es-

13

téticas, aislado y sometidocomo estaba el país bajo la dictadura del general Juan Vicente Gómez.
Sin embargo, 1928 es un año de crisis, de estallido: ocurre la famosa «Semana del Estudiante». Se leen en público, se publican en revistas encendidos e irreverentes textos que acusan ya significativos rasgos vanguardistas, como los de Pío Tayamo, Antonio Arráiz, Jacinto Fombona Pachano. Se hablará tiempo después en la críticatradicional de la «Generación del 28». Son los días en los que se gestan nuevas concepciones y nuevas formas escriturales, en cuya difusión juegan un papel fundamental revistas como «Elite» (1925) y «Válvula» (1928), alrededor de las cuales se constituyen auténticos núcleos renovadores.

«Elite» publicará trabajos de autores que tendrán un verdadero papel de ruptura o innovador: Uslar Pietri,Joaquín Gabaldón Márquez, Pío Tamayo, Carlos Eduardo Frías, Angel Miguel Queremel, Antonio Arráiz, Miguel Otero Silva, Miguel Himiob, Felipe Massiani. En torno a «Válvula» continuará el proceso de búsquedas renovadoras. «Válvula» suscitará polémicas, reacciones antivanguardistas, pero ya el ambiente literario está `contaminado' por la explosión de la vanguardia en Europa. Nuestros escritores tomanposición con respecto a ella. También lo hará

Teresa de la Parra.' Las Memorias de Mamá Blanca se editan en 1929, en París, capital de la modernidad, epicentro de las corrientes vanguardistas, donde ha vuelto a instalarse nuestra autora a su regreso de Suiza. El mundo ficcional e intertextual de la novela será sin embargo el de los cuentos de hadas, los relatos mitológicos, las fábulas deSamaniego y de La Fontaine, romances de Zorrilla, trozos de historia sagrada, novelas de Dumas padre y el tierno poema de Bernardin de Saint Pierre, «Pablo y Virginia», tal como lo señala la misma narradora en las páginas iniciales de Las Memorias... al confesar que los personajes y sucesos de los relatos que le contara la Mamá Blanca «no eran nunca originales» (pág. 336). Más adelante se expresará,...
tracking img