Memorias

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 1226 (306408 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
¡TE PERDO NO! (MEMORIAS DE UN ESPÍRITU) Comunicaciones obtenidas por el médium parlante del Centro Espiritista “La Buena Nueva” de la ex-villa de Gracia

COPIADAS Y ANOTADAS POR AMALIA DOMINGO SOLER

PRÓLOGO Entre las muchas comunicaciones que se han obtenido en el Centro Espiritista La Buena Nueva, figuran en primera línea las MEMORIAS DE UN ESPÍRITU, relato histórico verdaderamenteinteresante, que aunque tiene sus defectos, no son éstos hijos del espíritu que dio las comunicaciones que comenzaron en los primeros días del año 97 del pasado siglo y concluyeron a mediados del 99. En tan largo plazo sufrieron algunas interrupciones por causas diversas, así es que, la obra en conjunto, tuvo que resentirs e de falta de ilación en algunos capítulos, en los que, las principales figurasaparecen borrosas, con poco relieve, desligados los acontecimientos unos de otros, pero como hemos querido que dichas MEMORIAS conservasen, en todo l o posible, su sabor especial, o sea el estilo peculiar del espíritu que de tan buen grado nos contó una parte de sus penas, dándonos enseñanzas verdaderamente evangélicas, e instrucciones morales, de tal valía, que son, se puede decir, un tratadoperfecto de moral filosófica social. En las MEMORIAS DE UN ESPÍRITU, hay que saber leer entre líneas, no hay que fijarse únicamente en la letra, hay que buscar el espíritu que da vida a aquellas frases hiperbólicas. El médium parlante daba la comunicación, y aunque hablaba muy despacio, y yo trataba de escribir muy deprisa, para no perder ninguna de sus palabras, en estas dos transmisiones, lacomunicación perdía una gran parte de su valor intrínseco, pero no disponiendo de ningún taquígrafo, había que valerse de los medios que poseíamos, que aunque muy deficientes, eran los únicos de que disponíamos, teniendo únicamente a nuestro favor, la gran voluntad que nos animaba, tanto al médium como a mi, que los dos hubiéramos querido ser tan fieles intérpretes del espíritu, que éste, hubiera podidoextenderse en consideraciones filosóficas, dando a la escuela espiritista una obra de estudio, una obra de consulta, una obra verdaderamente inmortal, porque el espíritu que dictó sus MEMORIAS podía muy bien legar a la humanidad un recuerdo imperecedero de su paso por la tierra si hubiese escogido otros transmisores de sus pensamientos. Mas no lo hizo, prefirió valerse (Dios sabe por qué) de dosseres de buena voluntad, que pusieron a su disposición sus buenos, sus vehementísimos deseos de interpretar fielmente sus elevados pensamientos; por eso la obra aparece con algunos defectos, que en manera alguna, he querido corregir, no estando ya en este mundo el médium que la obtuvo. Me parecía una profanación, hacer la más leve corrección en el original. Muchos espiritistas han pedido a losEditores Carbonell y Esteva, S. en C., la publicación del ¡TE PERDONO!, que es como le llaman vulgarmente a las MEMORIAS DE UN ESPÍRITU. Dichos señores, atendiendo más a complacer a sus hermanos en creencias, que no a sus propios intereses, va n a publicar una obra que merece ser leída y estudiada detenidamente. ¡Cuan cierto es que la buena voluntad es el lazo divino que une a los obreros del progreso!Ayer Eudaldo y yo, recogimos anhelantes las comunicaciones de IRIS; hoy se han unido a nosotros Carbonell y Esteva, para dar mayor publicidad a las MEMORIAS DE UN ESPÍRITU, ¡unirse para hacer el bien! ¡unirse para difundir la luz! ¡unirse para demostrar la grandeza de la única religión!... ¡qué unión tan hermosa!... ¡Qué bueno es comenzar una gran obra! Comenzamos Eudaldo y yo, nos siguierondespués Carbonell y Esteva y centenares de espiritistas que envían su

óbolo para ayudar a la reimpresión de mis obras. ¡Espiritistas! A todos os saludo, a todos os envío la expresión de mi gratitud; digamos todos juntos: ¡Bendita sea la verdad! ¡porque la verdad, es la primogénita de Dios! AMALIA DOMINGO SOLER Gracia 5 Enero 1904.

CAPÍTULO I Entre los muchos espíritus que se comunican en el...
tracking img