Mexico

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3641 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
" La experiencia religiosa |
Jean Meyer ( Ver todos sus artículos ) |
|

Il n’y a au monde que le patriotisme ou la religion qui puisse faire marcher pendant longtemps vers un même but l’universalité des citoyens.
—Alexis de Tocqueville

La fragua católica

Como esos cristianos que hablan sin parar de Dios, del cristianismo y de su fe, porque si dejaran de hablar se encontraríanfrente al vacío, hablamos sin fin de México y de su identidad para cubrir inconscientemente el vacío de la situación. La palabra compensa una ausencia, evoca una presencia fugaz, presencia ilusoria de lo que el historiador pretende captar con su vocabulario. Empezaron a hablar de México y lo mexicano a mediados del siglo pasado para lamentar a la vez su crisis. Se parece a la afirmación verbal de amorcuando aquel no es más que humo, lamento, inquietud y cuando impera la incertidumbre de ser. Cada uno de estos discursos, y el mío desde luego, significa: “México, te quiero y temo por ti y por nuestro amor”. Todos manifestamos nuestra querencia para esta obra histórica y nuestro miedo, porque sabemos perfectamente, en el fondo, que algún día las palabras pueden quedar huecas.

A mis orígenesfamiliares debo el haber tomado siempre en serio la realidad religiosa y el hecho nacional, por lo cual no he sufrido las decepciones políticas de ciertos militantes; se me ahorró la gran desilusión con su desfile de ilusiones arrevesadas, dado que en la infancia me enseñaron dos hechos que la izquierda ha negado tercamente hasta hace muy poco: la ciudad (polis) y los dioses (¿los dioses de laciudad?).

La coloración religiosa —sea esencia, sea corteza— de las luchas de nuestra liberación nacional y social es un hecho difícilmente discutible que pertenece a historia de ayer y a la de hoy.

En el campo religioso no cabe duda que el catolicismo romano ha sido el mayor hecho en México. Las denominaciones protestantes no se implantaron seriamente hasta el arranque evangélico posterior a1950-1960. Anteriormente, las diversas formas de protestantismos aparecían como fenómeno importado, ligado al extranjero anglosajón, cuando no al invasor. Esto permitió a los católicos tratar de monopolizar el patriotismo y nacionalismo contra los gobiernos liberales y revolucionarios que, al ver con buenos ojos a los protestantes, fueron acusados de descatolizar a México para preparar su entregaa Estados Unidos. Ya no es así, pero el sustrato católico es macizo.
Los hechos son de todos bien conocidos. Primero: después del milenarismo franciscano elucidado por John Phelan, vino el Guadalupanismo, estudiado por David Brading, que presentó a la Nueva España a México como el hijo predilecto de la Virgen María; Non fecit taliter omni nationi. Desde el estandarte del cura Hidalgo hasta lasbanderas zapatistas y cristeras, desde los sermones de fray Servando hasta el discurso de Casauranc en Celaya y la construcción de la nueva basílica, bajo la protección del presidente Luis Echeverría; todos los políticos lo saben. Esa estrecha relación entre la Virgen morena y la nación mexicana llevó a Altamirano a escribir: “el día en que no se adore a la Virgen del Tepeyac en esta tierra, esseguro que habrá desaparecido no sólo la nacionalidad mexicana, sino hasta el recuerdo de los moradores del México actual”. Por eso los obispos mexicanos no querían admitir, en 1895, la presencia de obispos norteamericanos en las fiestas de la coronación de la Virgen de Guadalupe. El enemigo, el verdugo de los hermanos irlandeses del batallón de San Patricio, no podía acercarse a la Virgen morena,tan morena como otra Virgen Nacional, la protectora de Polonia, la Virgen de Czestochowa. “La Virgen del Pilar no quiere ser francesa”, decían los héroes de Zaragoza. Ahora es la patrona de América y ocupa un lugar privilegiado en la catedral neoyorkina de San Patricio.

Segundo: para la mente más fría y racional de un Lucas Alamán, el catolicismo es el cemento de la nacionalidad, “el único...
tracking img