Mi abuela, mi madre y el empirismo.pdf subida exitosa

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1805 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Redalyc
Sistema de Información Científica
Red de Revistas Científicas de América Latina, el Caribe, España y Portugal

Pulido Salas, María Teresa Mi abuela, mi madre y el conocimiento empírico Ciencias, Vol. 1, Núm. 91, julio-septiembre, 2008, pp. 50-53 Universidad Nacional Autónoma de México México
Disponible en: http://redalyc.uaemex.mx/src/inicio/ArtPdfRed.jsp?iCve=64411463009

CienciasISSN (Versión impresa): 0187-6376 revci@hp.fciencias.unam.mx Universidad Nacional Autónoma de México México

Pulido Salas, María Teresa. Mi abuela, mi madre y el conocimiento empíricoCiencias [en línea] 2008, 1 (Julio-Septiembre) : [fecha de consulta: 13 de abril de 2011] Disponible en: ISSN 0187-6376

¿Cómo citar?

Número completo

Más información del artículo

Página de la revistawww.redalyc.org Proyecto académico sin fines de lucro, desarrollado bajo la iniciativa de acceso abierto

del herbario

Mi abuela, mi madre y el conocimiento

empírico
Mi abuela caminó de la mano
con el siglo XX, nació en 1900 y murió en 1998. Hija de comerciantes, vivió la Revolución en pleno, con sus balazos, sus fusilados, sus toques de queda, y ella creció allí, en medio de todas lasrestricciones que sus padres consideraron necesarias para ser “una buena muchacha”. Vivió en un mundo rígido y frecuentemente hostil pero, ¡cómo le gustaban sus plantas! Eran parte de ella, todos los días les daba afecto, agua y toda la tierra que necesitaran. Platicaba con ellas y con sus pájaros, ¡los quería tanto! Las flores de las unas y los cantos de los otros, ¡ah! pero además las plantascuran todos los males. Sus plantas eran simplemente hermosas o eran medicinales. Mi madre creció en ese mundo, rodeada de plantas. Menuda, inquieta, alegre, curiosa, sensible, preguntona, con chispa, sin dejar de vivir el rigor postrevolucionario, pudo obtener conocimientos en la escuela. Las plantas fueron su mundo cotidiano: regarlas, cuidarlas, trasplantarlas, platicar con ellas. Daba gracias adios

50

CIENCIAS 91 JULIO

SEPTIEMBRE 2008

María Teresa Pulido Salas

por los cantos de las aves, por las flores de las plantas y porque éstas eran la medicina ideal para cada mal. Ellas concentraron un gran conocimiento que no fallaba. Mi abuela murió a los 98 años, muy cuerda; todavía haciendo chistes. Mi padre, un autodidacta insaciable, siempre preguntándose si el universo esinfinito o no, siempre haciéndonos preguntas capciosas, todo leía, todo aprendía, todo deducía, todo lo quería razonar. Sus hermanos lo definían como una enciclopedia ambulante, y nosotros también. Escéptico en todo, pero no con dios ni con las plantas medicinales de mi madre. Con frecuencia regresaba del trabajo y decía: “Elena, dame un tecito de ajenjo porque hice un coraje”. A los 80 años lequitaron la vesícula; que conste que era corajudo. El médico que se la extirpó dijo que mi padre era un roble. “Su mamá es un garbanzo de a libra”, me dijo la doctora de mi madre (en medicina holística). A sus 84 años es tan activa como una quinceañera, a

veces yo no le aguanto el paso. Desde que tengo uso de razón y hasta hoy, muchas personas vienen a preguntarle qué deben tomar o pensar pararemediar sus males. De repente, casi cada día, recibe mole, pan, flores, plantas, fruta, chocolates, tarjetas, en fin, todo tipo de regalos de agradecimiento. Su remedio funcionó. Cada mal tiene una cura en el jardín si la planta es fresca, o en la alacena si hubo que secarla, o en el mercado si la planta tenía que venir de otras tierras. Yo crecí en la tierra del rey Nezahualcoyotl, muy sabio elhombre. Entre otras muchas acciones, él favoreció las colecciones de plantas en un sitio que algunos consideran el primer jardín botánico de América: Tetzcutzingo. Este rey prehispánico tenía algo en común con mi abuela y mi madre: era apasionado admirador del canto de las aves y de coleccionar plantas de bellas flores o aromas y plantas medicinales. Mis hermanos y yo crecimos aliviando nuestros...
tracking img