Mmmm

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 30 (7473 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Actas do X Congresso Internacional Galego-Português de Psicopedagogia. Braga: Universidade do Minho, 2009 ISBN- 978-972-8746-71-1

EL SÍNDROME DEL EMPERADOR: ¿UN PROBLEMA SOCIAL O UN PROBLEMA EDUCATIVO? Miriam Fernández Barreiros Violeta Cruz Fernández Miriam Domínguez Fontenla Marta Abelleira Docabo Ana Amado Mera (Universidade de Santiago de Compostela/ PIR, C.H. Universitario Santiago deCompostela/ PIR, C.H. Universitario Santiago de Compostela/ Universidade de Santiago de Compostela/ Universidade de Santiago de Compostela)

Resumen E “í rm dlm e dr aa c cuando un niño que debería ser feliz y hacer feliz a sus padres l s d e ee pr o pr e no a ” e se convierte en el símbolo de una falta de tolerancia de la frustración que parece cada vez más dominante en nuestra sociedad. Estejoven quiere hacer las cosas como él quiere, y lo quiere ahora, y no le retiene (arredra) la conciencia a la hora de ser violento; porque no quiere escuchar ni parece entender lo que sus padres traten de enseñarle. Los hijos tiranos son una buena metáfora de que nuestra sociedad se está equivocando gravemente en el tipo de filosofía educativa que consideramos valiosa para nuestro progreso común. Esteproblema se cierne como una consecuencia directa del tipo de sociedad que estamos gestando, la cual invita al pasotismo y a no profundizar en el cultivo de lo esencial del ser humano: la conciencia y el proyecto de vida; el compromiso moral y el esfuerzo por la integridad. En este trabajo presentamos un enfoque preventivo de esta problemática, analizando los estilos educativos parentales y losestilos de afrontamiento de los conflictos familiares y el impacto que tienen los mismos sobre la prevención e intervención en el síndrome del emperador.

I. INTRODUCCIÓN Que los hijos tiranicen a sus padres, que los amenacen y golpeen, parece algo antinatural, y ciertamente no constituye lo normal en términos estadísticos. De igual modo parece antinatural que los padres maltraten a los niños, y noes tampoco lo más frecuente. Sin embargo, ambas formas de violencia están presentes en nuestra sociedad, y si es del todo lamentable que los padres descuiden la atención de aquellos que más lo necesitan - sus propios hijos -, no lo es menos que los hijos falten al deber de piedad y amor hacia sus progenitores y los humillen y vejen.

1881

Actas do X Congresso Internacional Galego-Portuguêsde Psicopedagogia. Braga: Universidade do Minho, 2009 ISBN- 978-972-8746-71-1

S pdí pna qeeo pde “ee l qes m r e”pru b neo at fe n e or esr u ss ar tnn o u e e cn oqe i l s n s ur a s i e e l e o crueles con esos hijos o bien los desatendieron, y u e df iv t opde m de r i qe n e n i o ar y ar “ c e i ta d eb l qe i ba. o u sm r e ” No obstante, disentimos de esta posibilidad, muchos padres quesufren los avatares del síndrome del emperador son padres entregados a sus hijos y que de ningún modo merecen nuestro reproche, sino nuestra comprensión y ayuda. A pesar de que hicieron todo lo que pudieron, no fue suficiente. Creer que los padres son como pintores que trazan la personalidad de sus hijos con la pintura en el lienzo es negar la naturaleza humana; los padres tienen mucho que ofrecera sus hijos, pero no llegan al extremo de moldear a su antojo la psicología y conducta de ellos. El destino de cualquier niño desde el momento en que nace no está trazado y va a depender en buena medida de cómo se comporte en los escenarios donde vaya a relacionarse, y en ese “eed”e i pr n l nt a z d ea suc ns l pde qe a t e e l a dpne s m ot t a a r ea e ss i ai e ( s ar u v a e r lu r ae ul t oo s n, g donde nazca, etcétera) pero también quién es él, es decir, qué recursos trae al mundo, cómo va a relacionarse él con esas situaciones y ambientes. Los hijos con síndrome del emperador se creen dueños de su casa, y no aceptan las normales tareas de corrección de los padres. Los hijos tiranos son una buena metáfora de que nuestra sociedad se está equivocando gravemente en el tipo de...
tracking img