Modelos curriculares

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 22 (5393 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA “ESCUELA DE LOS SIN TIERRA”: UN MODELO SOCIOCRÍTICO DE ORGANIZACIÓN DE LA ESCUELA RURAL

Manuel Lorenzo Delgado
Catedrático de Organización Escolar de la Universidad de Granada
Director del Grupo de Investigación AREA

“Si doy comida a los pobres, me llaman santo.
Si pregunto por qué pasan hambre, me llaman comunista”.
MonseñorHelder Cámara

“Lo que más diferencia al núcleo de mayores ingresos de los demás es su perfil educativo; los pobres están doblemente penalizados; a su condición de pobreza suman sus dificultades en el acceso y permanencia en los centros educativos y la baja calidad de los servicios recibidos (...). En América Latina se está educando desde y para la desigualdad, con consecuenciasque agravarán la fractura social vigente”
José Rivero

1. El contexto
Desde perspectivas bien diferentes las dos citas precedentes ponen de relieve una misma realidad: la incidencia de la economía en la vida social iberoamericana, y en cualquier economía, y por ende su capacidad para condicionar decisivamente los procesos de reforma y mejora de los correspondientessistemas educativos.

Pues bien, si alguna unanimidad existe hoy en torno a las relaciones económicas en su globalización. La educación en América Latina resulta incomprensible, en estos momentos, si se le analiza fuera del proceso general de esta globalización que es, sobre todo, económica.

En el primer Seminario Internacional de Latinoamericanistas, celebrado en Granada en Junio,Carlos Berzosa (2002) hizo, como economista, una clara disección del tema. La globalización es la fase actual del capitalismo caracterizada porque “pretende eliminar las barreras físicas y reglamentarias, que entorpezcan la libertad de circulación de mercancías y de capitales, y de todo lo que suponga alguna traba para la reproducción del capital”.

El valor y la importancia de las finanzas essu elemento más distintivo. Justamente en eso es en lo que más se ha avanzado en la construcción de un mercado único: en el dinero.
La especulación viene generando alarmantes y dolorosas -para los más débiles, sobre todo- crisis monetarias en América Latina: Argentina, Uruguay, Brasil... han sido noticias de primera página en los medios de comunicación recientemente.

La globalizaciónfinanciera fomenta la desigualdad y aumenta el poder de los grandes grupos económicos pues, como dice textualmente el autor:

“Todas estas crisis se han saldado con pérdidas, no sólo de reservas monetarias y de recursos de pequeños ahorradores, sino que han necesitado para su salida el llevar a cabo ajustes económicos, que en los países menos desarrollados han sido muy dañinos para losmás pobres y vulnerables, como mujeres, niños y personas de edad avanzada”.

Tres conocidos mecanismos posibilitan y caracterizan esta fase del capitalismo actual: liberalización, privatización y desregulación (o autorregulación del mercado). A su amparo y bajo su influencia se ha desarrollado la educación en Latinoamérica en la última década, caracterizada, a pesar de todo, como un períodode reformas generalizadas en todos los sistemas escolares y en una enorme preocupación por la mejora y la calidad de la misma.
José Rivero (1999), en su trabajo “Educación y exclusión en América Latina. Reformas en tiempos de globalización”, hacer ver que la principal consecuencia de la globalización para estos países es la pobreza y, especialmente, la pobreza educativa que inexorablementehoy conduce a la otra pobreza, ya que:

“situarse fuera de la pobreza demanda hoy completar el ciclo secundario y llegar a un umbral de por lo menos doce años de estudio” (pág. III).

La pregunta sale espontánea: ¿Cuántos niños en América Latina llegan hoy a ese nivel de escolarización sin verse excluidos del sistema? ¿Cuántos, pues, viven condenados a la pobreza?

Una...
tracking img