Moral, santiago nino

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1293 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Revista de Derecho

RECENSIONES BIBLIOGRÁFICAS
Arturo Onfray Vivanco* Carlos Santiago Nino: Derecho, Moral y Política. Una revisión de la teoría general del Derecho. 1ª ed. Barcelona, Ariel Derecho, 1994. 200 páginas. El presente libro corresponde a una obra póstuma de Carlos Santiago Nino, redactada durante su última visita a la Universidad Pompeu Fabra, a finales de 1992. Nino, destacadojurista argentino, doctorado en la Universidad de Oxford, es autor de numerosas obras en el campo de la teoría del derecho, algunas de las cuales -“Radical Evil on Trial” y “The Constitution of Deliberative Democracy”- fueron publicadas en editoriales tan prestigiosas como Yale University Press. Nino fue un jurista intelectualmente activo, quien participó directamente en el proceso de restauraciónde la democracia argentina. Su muerte prematura, antes de cumplir medio siglo de vida, dejó un vacío en el ámbito de la ciencia del derecho latinoamericana, difícil de llenar. La tesis central de esta monografía, la cual recoge aspectos centrales del pensamiento de Nino, es que “el derecho es un fenómeno esencialmente político, es decir, que tiene relaciones intrínsecas con la práctica política”,algunas de las cuales son directas, en tanto que otras se dan a través de la moral. Si bien es cierto que la relación entre derecho y política parece obvia para un observador sin prejuicios teóricos, no es posible ignorar que a lo largo de la historia del derecho han existido intentos deliberados y sistemáticos de separar ambas ciencias. Explorar sus vinculaciones efectivas constituye elpropósito del presente trabajo, el cual sugiere varias y valiosas pistas de reflexión sobre el tema a lo largo de cinco capítulos y un epílogo. El autor analiza, en el capítulo primero, la conexión conceptual entre el derecho y la moral, punto de discusión por generaciones entre positivistas e iusnaturalistas, concluyendo que, dada la multiplicidad de conceptos existentes sobre el derecho, es imposibledar una respuesta definitiva en la especie. Agrega, luego, que “hay conceptos de derecho que remiten necesariamente a estándares extrajurídicos, que bajo ciertas condiciones pueden ser considerados morales. Hay otros, en cambio, que sólo designan propiedades de hecho y que no remiten a principios morales que constituyen propiedades valorativas del fenómeno identificado como derecho. Por cierto queel empleo de estos últimos conceptos de derecho puramente descriptivos no implica que el derecho no pueda ser valorado moralmente, o que en la creación o aplicación del derecho no se hagan tales valoraciones morales. Solamente supone que cuando identificamos a un sistema normativo como derecho no por ello lo estamos valorando en términos morales”. En el capítulo segundo, Nino defiende laconexión justificatoria entre derecho y moral, la que, según indica, se fundamenta en cuanto “el discurso moral de la modernidad tiene un carácter imperialista que impide la subsistencia de discursos justificatorios insulares”, lo que implica que “no existen razones jurídicas que puedan justificar acciones y decisiones con independencia de su derivación de razones morales”. El autor señala que “el únicoespacio que queda para que discursos prácticos diferentes al moral generen razones que justifiquen acciones y decisiones es el espacio que ese discurso moral deje libre, sea porque se mueva en una dimensión diferente, o porque defina un área de indiferencia, o porque sea aplicable algún principio defendible en el discurso moral y que permita la justificación propia de algún subdiscurso”. En elcapítulo tercero, Nino examina la conexión interpretativa entre derecho y moral, para cuyos efectos explica que, a más del vínculo justificatorio que el derecho tiene ineludiblemente con la moral, este no puede ser interpretado si no se recurre, en momentos cruciales de esa tarea interpretativa, a consideraciones de índole moral. Señala, entonces, que “el reconocimiento de esta última conexión...
tracking img