Muy interesante

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2083 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
CIENCIA
LA MOLECULA QUE NOS HACE OLVIDAR Y RECORDAR
Olvidarse de las cosas es un suceso tan habitual como recordarlas, sin embargo se sabe muy poco sobre lo que sucede en nuestro cerebro cuando perdemos la memoria. Ahora, un estudio publicado en la revista Neuron ha descrito el proceso de señales moleculares que tienen lugar en las neuronas para regular la adquisición y la pérdida de recuerdosen insectos, y que podría extrapolarse al funcionamiento en humanos."Hasta ahora se pensaba que el olvido se producía de forma pasiva", ha explicado Ron Davis, del centro de investigación científica Scripps (California, EEUU), autor del estudio. "Sin embargo, nuestros resultados muestran que es un proceso activo que está regulado", añade.Según el estudio, existen dos receptores de dopamina en unasneuronas específicas localizadas en los llamados `mushroom bodies´, unos paquetes muy densos de neuronas que se relacionan con el aprendizaje y la memoria en los insectos. Uno de los receptores, el dDA1, es el responsable de la obtención de los recuerdos, mientras que el otro, llamado DAMB, produce el olvido de los conocimientos recientemente adquiridos.
LOS DIAS SOLEADOS TENEMOS PEOR MEMORIAPsicólogos australianos de la Universidad de Nueva Gales del Sur han demostrado que los días grises y lluviosos, con un clima desapacible, son buenos para el cerebro y la memoria, y mejoran la capacidad de recordar. Por el contrario, los días soleados nuestra memoria funciona peor.Para llegar a esta conclusión, los investigadores llevaron a cabo experimentos en una tienda en la que, durante dosmeses, registraron a través de una serie de tests si los clientes recordaban diez objetos que previamente habían sido colocado sobre el mostrador. Asociando las respuestas al clima, descubrieron que las personas que visitaban el establecimiento en días lluviosos resolvían mucho mejor la prueba que quienes acudían en días soleados. Concretamente, los primeros recordaban hasta tres veces más objetosque los segundos. Sin embargo, en días soleados las personas estaban de mucho mejor humor.Los autores, dirigidos por Joseph P. Forgas, aseguran que cuando la gente se encuentra de buen humor tiende a estar más desconcentrada y a prestar menos atención a lo que le rodea. Por el contrario, según explicaban en la revista Journal of Experimental Psychology, un estado de ánimo negativo, inducido por undía gris, favorece un modo de pensar más meticuloso y concienzudo, con mayor atención y capacidad de recordar.
RECORDAMOS MEJOR LOS NOMBRES DE PERSONAS QUE SONRIEN
En un estudio con resonancia magnética funcional, los profesores Takashi Tsukiura y Roberto Cabeza, del Centro de Neurociencias Cognitivas de la Universidad de Duke (EE UU), demostraron hace poco que recordamos mejor los nombres depersonas que sonríen. En sus experimentos, pidieron a un grupo de voluntarios que observaran fotografías de personas sonrientes y de personas serias, seguidas de sus nombres de pila. Las imágenes del cerebro de los sujetos revelaron que la corteza orbitofrontal y el hipocampo mostraban más actividad cuanto aprendían y recordaban los nombres de las personas sonrientes.
Esto se debe a que somos mássensibles a las señales sociales positivas. Nuestras neuronas espejo "desean que recordemos a las personas que han sido amables con nosotros, en caso de que debamos relacionarnos con ellas en el futuro", sugiere Tsukiura. "Los procesos de la memoria pueden mejorar cuando recibimos una recompensa, y señales sociales como una cara sonriente suelen ser muy gratificantes para los humanos", aclaran losinvestigadores en la revista Neuropsychologia.De hecho, estudios anteriores revelan que las caras sonrientes se identifican antes que otras expresiones faciales. Y que las personas que sonríen nos parecen más honestas, más atractivas y más amables (incluso aunque no lo sean).
EL EFECTO GOOGLE REDUCE LA MEMORIA
Los educadores y científicos habían empezado a advertir que el hombre se estaba...
tracking img