Niñez, escuela y escolarización

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1239 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 31 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Niñez, escuela y escolarización

“Un niño suscita hoy sensaciones extrañas. Sentimos con más frecuencia la incomodidad de quien está descolocado o excedido por una situación, que la tranquilidad del que sabe a ciencia cierta cómo ubicarse en ella. La curiosidad infantil, ese sentimiento tan propio del niño con el que finalmente los adultos logramos familiarizarnos, hoy parece habersedesplazado: somos los adultos quienes observamos, perplejos, el devenir de una infancia que resulta cada vez más difícil continuar suponiendo como tal” (Corea; 1999). En la Introducción al libro “¿Se acabó la infancia? Ensayo sobre la destitución de la niñez”, Cristina Corea plantea un cuestionamiento radical al concepto moderno de infancia a partir de la hipótesis acerca del agotamiento de “la potenciainstituyente de las instituciones que forjaron la infancia moderna”. La autora nos invita a desafiar las representaciones acerca de los niños e iniciar una búsqueda crítica, abierta a la discusión en torno a su estatuto actual.
Nos interesa proponer una perspectiva acerca de la niñez que atienda a la constitución de subjetividades en el cruce entre aquello que la sociedad instituye como infanciay la experiencia del sujeto concreto, sus vivencias individuales y colectivas, la producción de significados y prácticas en el seno de los procesos sociales más específicos en los que está inmerso, sus fracturas, tensiones y disyuntivas. Con relación a esta trama compleja y formando parte de ella, proponemos el análisis de la escolarización, sus sentidos actuales y los debates acerca de la escuelacomo institución.
Tal como decíamos en el primer núcleo de contenidos, la niñez se configura como producto de procesos históricos complejos inscriptos en un cuerpo en crecimiento. Un primer sentido, entonces, nos remite a tiempos biológicos irreductibles, a un cuerpo que se desarrolla, experimentando diversos modos de crecer, según las condiciones sociales vinculadas a las múltiples variablesreguladoras de los cambios corporales. Por otro lado, ese desarrollo tiene lugar a partir de la mirada estructurante del adulto sobre la “cría humana” (Lewkowicz; 1999) cuyo proceso de constitución como sujeto es siempre intersubjetivo y profundamente asimétrico, en el marco de la reproducción social y la transmisión intergeneracional. El recién nacido llega a un universo organizado simbólicamenteen el cual la relación con otro adulto lo construye, lo nombra, lo imagina, lo proyecta. Es así como en un segundo sentido, la niñez refiere a un proceso de constitución subjetiva que ocurre en un mundo conformado por adultos: en sus redes significantes el recién nacido encuentra la posibilidad de su inclusión en una cadena filiatoria. Los procesos de socialización y el trabajo psíquico querequiere la construcción del lazo social humanizante, se despliegan en el ámbito de instituciones entre las que la familia y la escuela ocupan un lugar fundamental; las figuras familiares, las relaciones cercanas, el entorno cotidiano y las instituciones educativas contribuyen, de este modo, a configurar las tramas singulares de la subjetivación.
En la perspectiva socio–histórica y antropológica,aparece un tercer sentido que nos interesa particularmente analizar. La niñez como colectivo social se configura en el seno de los procesos sociales y políticos de la modernidad, a partir de operaciones institucionales propias de una época;
los niños cobran visibilidad e ingresan al escenario público junto a las transformaciones institucionales que dan lugar a la escuela y a los sistemas educativosnacionales. Es por ello que la reflexión en torno a la categoría de infancia se vincula a la institución escolar; si bien constituye un avance de los mecanismos de disciplinamiento y control, la escolarización permite
también el ingreso de la niñez al campo de los derechos y las protecciones sociales, confrontando con la explotación y el abandono.
Sandra Carli aporta coordenadas sustantivas...
tracking img