Niños y la coca

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1748 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
NIÑOS EN LA COSA

Las cosas han cambiado mucho en Aylesbury, una pequeña población 40 kilómetros al norte de Londres. Hace seis años, el centro local de tratamiento antidroga, Addaction, contaba tan sólo con dos consumidores de cocaína en su centro para menores de 18 años. Actualmente, para el personal es extraño encontrarse con un joven que no consuma cocaína.
“Si quieres cocaína, la puedesconseguir en cuestión de minutos”, afirma Laurie Yearley, un inspector detective de policía retirado que dirige el servicio a los jóvenes en Aylesbury. “La principal diferencia es la edad a la que empiezan a consumir drogas. Solía ser en la universidad. Ahora, los niños empiezan a estar expuestos antes de ser lo suficientemente maduros para enfrentarse a ello”.
Algunos traficantes localesemplean a niños de 14 o 15 años con bicicletas para entregar la mercancía y les pagan con cocaína. Sus clientes están en el mismo grupo de edad o son incluso más jóvenes.
Algunos les ponen trampas a las adolescentes. Sue*, que tiene actualmente 16 años, tenía 14 cuando le ofrecieron cocaína por primera vez. “Yo pensé que “estaba de moda”. Había visto gente esnifar “coca” en las películas, y parecíabueno”.
Comprarla era tan fácil como pedir una pizza. “Podía llamar al primer número de mi teléfono móvil”, afirma. Cuando no tenía dinero, intercambiaba sexo por coca. Más tarde empezó a funcionar como “mensajera”. Los fines de semana, un traficante le daba 20 o 30 bolsas de coca y un teléfono barato con el número de 126 clientes en la memoria. Si vendía 600 £ de cocaína, le recompensaban contres gramos y 100 £. “Era de locos”, dice. “Venían niños de 12 años a comprar. Lo compraban con los ahorros de la paga”.
La familiaridad de los jóvenes de Aylesbury con la cocaína se repite en los pueblos de todo el país. En julio, el Estudio de Delincuencia Británica confirmó el aumento del consumo, especialmente de cocaína, entre los jóvenes de 16 a 24 años con más de medio millón de nuevosconsumidores en el último año. Uno de cada ocho entrevistados declaró haberla consumido.
Y el problema no se limita a Reino Unido. La cocaína es la forma de estimularse de muchos jóvenes y adultos europeos de entre 15 y 34 años, informa el Centro Europeo de Vigilancia para las Drogas y la Drogadicción (EMCDDA), con sede en Lisboa, la agencia de la UE que recoge los datos y las tendencias. Es lasegunda droga ilegal más popular después del cannabis.
Hace dos décadas, la cocaína, “la droga del glamour”, asociada a las estrellas de rock y las supermodelos, era demasiado cara y, para la mayoría de los jóvenes, inaccesible. Más tarde, a finales de los noventa, la ley de tolerancia cero y la caída de la demanda en Estados Unidos, junto con la guerra de las bandas asesinas en México (la gran rutade contrabando), hizo que los grandes carteles de la droga sudamericanos exploraran nuevos mercados. “Europa era una alternativa muy atractiva”, afirma Thomas Pietschmann, analista de la Oficina de la Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD).
El fino polvo acre y blanco, tan adictivo y tóxico como la heroína, se puso al alcance de casi todos, ya que una raya de coca empezaba a costarmenos que una cerveza. El consumo de cocaína se duplicó en casi toda Europa. En algunos países, el consumo por parte de los jóvenes se multiplicó por más de tres. De acuerdo con el EMCDDA, cerca de 3,5 millones de adultos jóvenes consumieron cocaína el pasado año, incluyendo cientos de miles de niños. Los estudios escolares demuestran que, en los países más afectados, España, Reino Unido yHolanda se le ofreció cocaína a uno de cada cinco niños de 15 años, y uno de cada 20 la consumieron, algunos incluso antes de ser adolescentes.
Incluso en Holanda, donde el tremendo gasto en tratamiento y prevención ha estabilizado el consumo adulto, también ha aumentado el consumo de cocaína entre los jóvenes. De hecho, la cocaína se ha “normalizado”. Los investigadores holandeses del Instituto de...
tracking img