Ninguno

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1208 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Cántico de la santísima virgen María
Alegría del alma en el señor
Proclama mi alma la grandeza del señor
Se alegra mi espíritu en Dios mi salvador;
Porque ha mirado la humildad de su esclava.

Desde ahora me se visitarán todas las generaciones,
Porque el poderoso ha hecho obras grandes por mí:
Su nombre santo
es inmisericorde llegar a sus fieles
de generación en generación
el haceproezas con su brazo:
dispersar los soberbios del corazón,
derriba del trono a los poderosos
y enaltece a los humildes,
a los hambrientos los colma de bienes
y a los ricos los despide vacíos.

A auxiliar a Israel, su siervo,
acordándose de su misericordia
---- como lo había prometido a nuestros padres----
en favor de Abraham y su descendencia por siempre.

Gloria al padre, y al hijo,
yal espíritu Santo.

Como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amén.

La antífona se repite al final, como de costumbre
prces o interseciones.
Clarifiquemos a Dios, padre, hijo y espíritu Santo, y
su apliquémosle diciendo:
escucha tu pueblo, señor.
Padre todopoderoso, las que abunde en la tierra la justicia
y que tu pueblo se alegre en La Paz.
De todoslos pueblos entren a formar parte de tu reino
y que el pueblo judío se ha salvado.
Que los esposos cumplan tu voluntad, vivan con concordia
y que sean siempre fieles a su mutuo amor.
Recompensa, señor, a nuestros bienhechores
y concederles la vida eterna.

Acoge con amor a los que han muerto víctimas del odio, de la violencia o de la guerra, y darles descanso eterno.
Padre Nuestro.Movidos por el espíritu Santo, dirijamos al padre la oración que Cristo nos enseñó: Padre Nuestro

Semana uno.

Miércoles oración de la tarde

oración de la tarde.
Invocación inicial.
Dios, ven en mi auxilio.
Señor, date prisa en socorrerme.
Lo del padre. Como era. Aleluya.
Himno.
Hora de la tarde, tiene las labores, amo de las piñas, paga los trabajos de tus viñadores.
Al romper el díanos apalabraste.
Cuidamos tu viña del alba de la tarde.
Ahora que nos pagas, no os los das de balde, que ya jornal de gloria no hay trabajo grande.
Das al de la tarde lo que al mañanero.
Son tuyas las horas y tuyo el viñedo.
A lo que sembramos darle crecimiento.
Tu que eres la viña, cuida los sarmientos. Amén.
Salmodia.
El señor es mi luz y mi salvación, ¿a quién temeré?
La diestra delseñor lo exaltó haciéndolo jefe y Salvador. Aleluya.

SALMO 26.
Confianza ante el peligro.
Dios está con nosotros, ¿quién estará con nosotros?, ¿quién podrá apartarnos del amor de Cristo? (RM 8,31. 35)
I.
El señor es menos y mi salvación, ¿A quién temeré?
El señor es la defensa de mi vida, ¿quien me hará temblar?
Cuando me faltan los malvados para devorar mi carne, ellos, enemigos deadversarios tropiezan y caen.
Sin ejército acampa contra mí, mi corazón no tiembla; si me declara la guerra, me siento tranquilo.
Una cosa pido al señor, eso buscare: habitar en y teléfono la casa del señor por los días de mi vida; gozar de la dulzura del señor contemplando su templo.
Él me protegiera en su tienda el día del peligro; me esconderá en lo escondido de su morada, me alzara sobre la roca;y así levantaré la cabeza sobre el enemigo que es cerca; en su tienda sacrificar el sacrificio de aclamación: cantaré y tocaré para el señor.
Fuera del tiempo pascual:
Atn. El señor es mi luz y mi salvación, ¿a quién temeré?
Tiempo pascual:
Atn. La diestra del señor lo exaltó haciéndolo jefe y Salvador. Aleluya.

ANTÍFONA 2.
Fuera del tiempo pascual:
Tu rostro buscare, señor, no meescondo tu rostro.
Tiempo pascual:
espero gozar de la dicha del señor en el país de las vida. aleluya.

Algunos, poniéndose de pie, dan testimonio contra de Jesús (MC 14,57)
II
escúchame, señor, que tanto te llamo; ten piedad, respóndeme.
Oigo en mi corazón: “Buscad mi rostro”.
Rostros buscare, señor, no me escondas tu rostro.
No rechaces con ira a tu siervo, que tú eres mi auxilio; no me...
tracking img