Nota de sola

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1388 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Los predicadores del kirchnerismo están decididos a convertir a Néstor Kirchner en una especie de mito popular. ¿Llegará el momento en que veamos la cara del ex presidente en transpiradas remeras paseando por todo el mundo? ¿Viviremos para ser espectadores, en Londres o en Nueva York, de un musical con su nombre? Es demasiado temprano para saberlo. Su gesta, sin embargo, se encerraría en lossupuestos de que devolvió la militancia a la política y que redujo los índices de pobreza mientras fue el hombre más poderoso de la Argentina. El eventual mito se construiría también sobre sus módicos discursos (Kirchner nunca fue un buen orador), que muchas veces decían lo contrario de lo que terminaba haciendo.
La militancia por la militancia nunca fue una virtud y, a veces, fue un error, sobretodo cuando ese ejercicio abrazó el uso de la violencia y de las armas. Sin embargo, es cierto que la política tenía una deuda frente a una juventud mayoritariamente indiferente y crítica. Pero ¿con qué formas debería intentarse esa conquista? La militancia política con las banderas del sectarismo no esconde ninguna bondad. Devolver a los jóvenes (o una parte de ellos) a la política para que seempape de odios y de fatalismo tampoco es una buena construcción democrática. Todo lo contrario.
Así, la cultura política del kirchnerismo confiesa implícitamente que tiene poco para defender porque se dedica, por lo general, a denostar al enemigo. Esa juventud sabe muy bien a quién ofender, pero no sabe qué debe elogiar, más allá de algunas vagas ideas referidas a sensaciones y no a certezas. Eso noes culpa de la juventud, siempre pasional, porque en la misma confusión han caído importantes intelectuales devenidos kirchneristas. La presencia de una multitud de enemigos, en lugar de unos pocos adversarios, es una aventura que frecuentan regímenes muy lejanos al sistema de convivencia (más que de tolerancia) que establece una democracia bien entendida.
El nivel de la pobreza es, por su lado,un misterio en la Argentina, porque ningún índice es creíble si la agencia estatal de estadística no es confiable, como no lo es hasta para el propio Gobierno. ¿Por qué los gobernantes argentinos le pedirían ayuda al Fondo Monetario Internacional sobre la elaboración de las estadísticas oficiales si creyeran en el Indec? Un solo dato falso del Indec, y sobre todo el del costo de vida, provoca lacaída automática de la veracidad de todos los demás datos. Especialistas diversos aseguran que el nivel de la pobreza no ha variado sustancialmente desde 2003.
Lo único evidente, entre tanta incertidumbre, es que la pobreza no disminuyó al ritmo del crecimiento económico de los últimos siete años. En el período más largo de bonanza económica de la Argentina desde el final de la Segunda Guerra, esfácilmente perceptible en cualquier ciudad argentina que los pobres se amontonan en el espacio público con tanta intensidad como después de la gran crisis de principios de siglo. Es evidente, también, que la asistencia a la pobreza forma parte de un proyecto clientelar de la política argentina, que no es, por cierto, exclusivo del kirchnerismo.
¿Ese espectacular crecimiento económico no merece,acaso, la construcción de un mito? La respuesta depende del análisis que se haga de esa etapa de evolución de la economía. La unanimidad de los economistas, hasta cerriles oficialistas, acepta que a la Argentina le tocó estar en la región más privilegiada dentro de un mundo en crisis. América latina crece, sin excepción. Para saldar el debate podría recordarse que en estos años crecieron, tantocomo la Argentina, países como Paraguay y Cuba, que estaban estancados desde hacía décadas. En el curso de 2010, Paraguay estuvo creciendo con cifras más grandes que la Argentina. En rigor, la Argentina y Venezuela son los únicos países latinoamericanos estragados por una inflación devastadora para los pobres, al revés de lo que supone el ministro argentino de Economía, Amado Boudou, que podría...
tracking img