Nothing

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 20 (4954 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
1ra parte
Isaías 55:7
En algún momento de la historia la iglesia perdió de vista la verdad absoluta de Dios. Y hoy quiero hablar del mensaje de ese Dios, de un Dios que dice ser el mismo de ayer y por todos los siglos, él mismo era cuando lo reveló, es el mismo en este momento y será el mismo por siempre, es un Dios que no cambia. Las cosas cambian, los tiempos cambian, la humanidad cambia peroél no. En el no hay variación ni una sombra de cambio y su mensaje y demanda para cada generación; será lo mismo, nos guste o no su mensaje no cambia. El mensaje concesivo y libertino que oímos hoy ese no es el mensaje del Dios que estoy hablando, es tres veces santo y su mansaje es santo y para santificar, para ir a un cielo santo.
INIQUIDAD, EL CAMINO A LA APOSTASIA
La biblia dice en 1ra dePedro 4:17-18 “es tiempo de que el juicio comience por la casa de Dios” y si primero comienza por nosotros. ¿Cuál será el fin de aquellos que no obedecen al evangelio de Dios? Y si el justo con dificultad se salva ¿en donde aparecerá el impío y el pecador?
E n todas partes oímos hablar del anhelo de un avivamiento y todo mundo desea un avivamiento pero no lo ha tenido. La razón es obvia, algo noanda bien en la iglesia, está yendo en la dirección equivocada y es tiempo de que el juicio comience por la iglesia del señor. ¿Por qué? Porque somos el vehículo por el cual vendrá el avivamiento. Esta generación cristiana necesita ser sacudida y quebrantada por el poder de la palabra de un Dios santo que llama a vivir en santidad. La palabra de Dios desafía las estructuras de un cristianismolibertino, concesivo que ha caído en las garras de la hipocresía al igual que ayer Dios está buscando verdaderos hombres que con su palabra encaren a esta generación como la hizo Charles Finney en el año 1840 en medio de una generación extraviada que pese a sus amenazas no pudieron resistir el poder de la santidad con que este hombre hablaba, miles se volvieron a la palabra de Dios con todo su corazóny vino el avivamiento cuando renunciaron al pecado y buscaron la santidad como un todo para su vivir. Lea la biografía de este hombre: Charles Finney, su vida y su obra. Y tendrá un genuino panorama de lo que significa vivir para Dios.
Dios necesita hombres como Jonathan Edward en el año 1947 que encaró a su generación y los desafió a volverse a Dios bajo el poder de su mensaje: “pecadores enlas manos de un Dios airado”. Estos hombres dejaron hondas huellas en el sendero cristiano que generaciones no han querido seguir y estamos pagando un precio muy alto y yo estoy aquí para decirle lo que Dios ha dicho, no lo que yo quiero decirles, sino lo que Dios ha dicho en su palabra y quiero que habrá la palabra de Dios en Proverbios 22:8 donde así dice el señor: “el que sembrare iniquidad,iniquidad segar y la vara de su insolencia será quebrada”.
Mire bien lo que siembra hoy porque sin duda eso cosechará mañana. Mañana cuando usted haya muerto seguirán cosechando las nuevas generaciones. La iniquidad no es cosa ligera a los ojos de Dios, es un pecado abominable y espantoso por el cual la gloria de Dios abandonó el templo en los días del profeta Ezequiel. Por la misma razón seperdió el arca del pacto y la gloria de Dios abandonó a Israel y por esta misma dolorosa razón nació un niño a quien llamaron Icabod, que significa hijo que nació sin gloria. ¿Por que tendrían que nacer nuestros hijos sin la presencia y la gloria de Dios? Casi puedo oír a Dios gritándonos desde la eternidad lo que dijo al pueblo de Israel en los días de Isaías profeta capitulo 59 verso 1-4: “he aquí nose ha acortado la mano de Jehová para salvar ni se ha agravado su oído para oír pero vuestras iniquidades han hecho división entre vosotros y vuestro Dios, y vuestros pecados han hecho ocultar de vosotros su rostro para no oír. Porque vuestras manos están contaminadas de sangre, y vuestros dedos de iniquidad, vuestros labios pronuncian mentira, habla maldad vuestra lengua. No hay quien clame...
tracking img