Nuestra america ensayo y analisis

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 20 (4996 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de abril de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
INTRODUCCION

José Martí a través de su ensayo “Nuestra América” nos regala una magnifica obra donde nos insita a darnos cuenta que el ser humano es un ser sabio netamente natural que tiende a ser mortificado por el hombre de mundo quien según sus conceptos idealistas solo le interesa el poder, el pensamiento egoísta de someterlo a sus caprichos y las riquezas. En su afán de conquista olvidapor completo que somos seres de pensamiento e ideales propios de nuestra naturaleza que por siglos nos ha forrado el alma de cultura propia de cada región en este caso nuestro bello continente natal, nuestra América. Nos exhorta también a entender que nunca hemos sido una raza débil, solo que a veces nos falta valor para enfrentar al poderoso de otros continentes invasores que arrasan al mundo consu sombra de maldad desproporcionada y ruin.

Nuestra bella y amada América que se ha levantado en medio de tantas batallas y anhelos de libertad que en algunas ocasiones han tratado de corromperlas, con falsas promesas de parte de los mas grandes imperialistas que han existido en el mundo, falsos e hipócritas gobernantes, quienes, sin conocer nuestros pueblos pretenden gobernarlo con aires desuperioridad, con discursos importados, plagados de mentira que han sido vencido por el hombre natural de nuestro continente que nunca les creyó.

Nuestra América expresa el sentimiento criollo en contra de la tiranía, nos relata que somos la orgullosa mezcla de diferentes étnicas, blancos, negros e indios, pero una raza buena que acata y premia la inteligencia superior pero esta se aprovecha desu sumisión para dañarlo, herirlo e ignorar sus ideales puros de grandeza nata, de orgullo por el sentido de pertenencia a un continente hermoso, rico en cultura diversas, y recursos naturales que lo hacen único en el mundo.

Reconozcamos la importancia de esta obra y que despierte en cada uno de nosotros el orgullo hacia lo nuestro, la necesidad de la defensa de nuestra soberanía patria y aentender que existe un continente maravilloso habitado por nosotros y del cual somos responsables en todo lo referente a su devenir histórico porque el pasado ya fue escrito el futuro es una incertidumbre así que hagamos de nuestro día a día algo de lo que nuestros hijos se sientan orgullosos la construcción de una nueva América libre, justa, inquebrantable ante el imperialismo que como tigresesperan dar el zarpazo y arrebatarnos lo que tanta sangre y lucha nos ha costado lograr.

JOSE MARTI. “NUESTRA AMERICA”
Cree el aldeano vanidoso que el mundo entero es su aldea, y con tal que él quede de alcalde, o le mortifique al rival que le quitó la novia, o le crezcan en la alcancía los ahorros, ya da por bueno el orden universal, sin saber de los gigantes que llevan siete leguas en lasbotas y le pueden poner la bota encima, ni de la pelea de los cometas en el Cielo, que van por el aire dormidos engullendo mundos. Lo que quede de aldea en América ha de despertar. Estos tiempos no son para acostarse con el pañuelo en la cabeza, sino con las armas en la almohada, como los varones de Juan de Castellanos: las armas del juicio, que vencen a las otras. Trincheras de ideas valen más quetrincheras de piedra.
No hay proa que taje una nube de ideas. Una idea enérgica, flameada a tiempo ante el mundo, para, como la bandera mística del juicio final, a un escuadrón de acorazados. Los pueblos que no se conocen han de darse prisa para conocerse, como quienes van a pelear juntos. Los que enseñan los puños, como hermanos celosos, que quieren los dos la misma tierra, o el de casa chica, quele tiene envidia al de casa mejor, han de encajar, de modo que sean una, las dos manos. Los que, al amparo de una tradición criminal, cercenaron, con el sable tinto en la sangre de sus mismas venas, la tierra del hermano vencido, del hermano castigado más allá de sus culpas, si no quieren que les llame el pueblo ladrones, devuélvanle sus tierras al hermano. Las deudas del honor no las cobra el...
tracking img