Nuevos lectores

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 35 (8521 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 29 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LOS NUEVOS LECTORES: LA FORMACIÓN DEL LECTOR LITERARIO Pedro C. CERRILLO (Universidad de Castilla La Mancha)

Martín Garzo se ha referido al lector como: Alguien que se olvida de sus ocupaciones cotidianas, que abandona el ámbito de lo estrictamente racional, y que sólo vive para desvelar el misterio de una llamada tan desconocida como irresistible. Que lo hace no buscando un mayor conocimientode sí mismo, o del mundo, sino, sobre todo, llevado por un movimiento de fascinación.1 Aunque nunca se ha leído tanto como ahora ni nunca han existido tantos lectores, leer no está de moda; al contrario, es una actividad muy poco valorada por la sociedad, por los medios de comunicación y, particularmente, por los jóvenes: a muchos adolescentes, de los que leen habitualmente, les da vergüenzareconocer ante sus amigos que son lectores. Sin duda en el entorno silencioso que precisa la lectura se encuentra la causa de que el lector impenitente haya sido visto siempre como un tipo raro, un loco huido del mundo, arrogante o distraído, inactivo y ocioso, peligroso en muchos casos o incapaz de tomarse la vida con alegría.2 Antes, el concepto de lector se podía asociar, entre otras cosas, a sufrecuencia lectora o al uso que hacía de las bibliotecas. Hoy, en cambio, muchos bibliotecarios suelen comentar que hay más usuarios que nunca y que se realizan numerosas actividades de animación a la lectura, pero que no es detectable un notable aumento de lectores ni de hábitos de lectura; y es que muchos de esos usuarios acuden a las bibliotecas como lugar de encuentro, para solicitar el préstamode materiales audiovisuales o para conectarse a internet. Por otro lado, es preciso reconocer que la animación a la lectura, en demasiadas ocasiones, se reduce a actividades puntuales, en las que se aplaude el espectáculo de un buen cuentacuentos, se pregunta a un autor conocido o se juega con diversos pasatiempos, pudiendo confundirse la animación a la lectura con actividades de promocióncultural o de tiempo libre; y, sin embargo, en ese contexto, se valora la animación a la lectura como la panacea para resolver el problema de los hábitos lectores escasos. Leer no es un juego, sino una actividad cognitiva y comprensiva enormemente compleja, en la que intervienen el pensamiento y la memoria, así como los conocimientos

MARTÍN GARZO, G. (2003): “La literatura como fascinación”. EnVV.AA.: Bibliotecas para todos. La lectura y los servicios especializados. Salamanca: Fundación GSR, p. 15. 2 CAMPS, Victoria (2002): “La manía de leer”. En MILLÁN, José A. (Coord.): La lectura en España: informe 2002. Madrid: Federación de Gremios de Editores de España, p. 46.

1

2

previos del lector. Leer, una vez adquiridos los mecanismos que nos permiten enfrentarnos a una lectura, esquerer leer, es decir, una actividad individual y voluntaria. En nuestra sociedad, la lectura no es un ejercicio normalizado, porque no es entendida ni aceptada como un derecho ciudadano de primera necesidad y porque no ocupa un lugar mínimamente importante en el tiempo de ocio de los españoles; sirva como ejemplo el que se refiere a los adolescentes: en un estudio publicado este mismo año se indicaque, en sus preferencias de ocio, colocan a la lectura sólo por delante de “no hacer nada”3. Y, sin embargo, España es el quinto país del mundo en producción editorial, con más de sesenta mil novedades anuales.

Lectores tradicionales y nuevos lectores Los cambios en los modos de comunicación afectan también a la lectura y a la promoción de la misma, creándose nuevos espacios en unos tiempos queson diferentes, tiempos de globalización, multiculturalismo o inmigración. Todo esto puede provocarnos ciertas preguntas a las que, con dificultad, podemos encontrar respuesta: ¿está en crisis la cultura del libro? ¿Hay un sólo tipo de lectura? ¿Los antiguos lectores se parecen a los nuevos lectores? ¿Debemos fomentar la lectura escolar, lectura obligatoria –a fin de cuentas–, siendo la lectura...
tracking img