Obra dramática aventura en el televisor

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1009 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
-----------------------
Lectora de noticias: (Aclarando la voz) Muy buenas noches. En Inglaterra continúa la persecución del temible bandido fugado de la cárcel de Reading. El comisario jefe de la policía ha declarado que, según él, el bandido se esconde en los bosques y está armado…

(Se escucha la vos del bandido, pero él no entra en escena)

Bandido: ¡Cuentos! ¡Puros cuentos! No sé cómole creen.

Doctor Verucci: (Sobresaltado) ¿Quién es? ¿Quién ha hablado?

Lectora de noticias: (Sin inmutarse) Es el bandido, mire, está escondido detrás de su diván.

Bandido: ¡Cuentos! Y no le voy a decir a usted donde me escondo…

Doctor Verucci: (Se levanta muy enojado). Pero, ¿cómo se permite usted hablarme así? Y más encima armado. ¡Un bandido armado en mi casa! ¡Cosa de locos!Bandido: (Saliendo de su escondrijo) ¡Si es usted quien me ha invitado!

Doctor Verucci: ¿Yo? Está sí que es buena… Yo invitando a bandidos a hacerme visitas. Sólo falta que lo invite a servirse una copa...

Bandido: A propósito ¿Tendría una copita?

Doctor Verucci: Además de bandido es un descarado. Por tener a este bandido en casa me voy a meter en un lío. En primer lugar, declaro que no loconozco y que está aquí en contra de mi voluntad. Usted, señorita, es testigo.

Lectora de noticias: No, doctor Verucci, no puedo testificar como usted quiere. Fue usted quien encendió el televisor.

Doctor Verucci: ¿Y eso qué tiene que ver?

Lectora de noticias: Tiene que ver, usted es responsable de que estemos el bandido y yo en su casa.

Aventura en el televisor

(Ambientación:interior de una casa. Living)

Personajes:

(Entra el doctor Verucci hablando solo. Tiene Barba y está vestido con un delantal blanco).

Doctor Verucci: En casa, por fin en casa… Hogar, dulce hogar. No puedo más, stoy verdaderamente cansado. Y además los tacos, la gente, el esmog… (Suspira) Ahora entro, cierro la puerta y el mundo entero se queda fuera. Al fin solo… qué maravilla. Fuera la corbata(Se saca la corbata y la tira), fuera los zapatos (Se saca los zapatos). Ya ahora (Se sienta) a encender el televisor…

(Apenas aprieta el control remoto aparece una hermosa señorita vestida como lectora de noticias. Se sienta en uno de los sillones).

Lectora de noticias: (Sonríe y se arregla un collar sobre el pecho).

Doctor Verucci: ¿Quién es usted? ¿Qué hace aquí? ¡¿Cómo entró?!Lectora de noticias: Pero señor Verucci, ¿no me reconoce? Soy yo, la presentadora de televisión. Usted encendió el televisor y aquí me tiene: lista para darle las noticias de última hora…

Doctor Verucci: A ver, más despacio, señorita. Usted no está en el televisor como debería. ¡está en mi casa, en mi living! ¿Cómo hizo para entrar? No me di ni cuenta.

Lectora de noticias: Eso qué importa.¿Quiere o no quiere que le lea las noticias?

Doctor Verucci: Es que no acabo de convencerme… (Se sienta con cara de confusión) Pero, bueno, puede empezar.

guerra terminará antes de Navidad, reduciré Planavia a cenizas y porque destruiré uno a uno a los planavianos.

Bandido: (Burlesco) Escuchen, escuchen, cuánta amabilidad. Y a mí me buscan por todas partes para atraparme. Me gustaría saberquién es de los dos el auténtico bandido…

Doctor Verucci: (Verdaderamente contrariado) En cambio a mí me gustaría saber cuándo se marchan todos: usted señorita, usted señor bandido y usted señor general… Esta es mi casa y ya encontraré una forma de echarlos. Podría llamara a carabineros, que para eso están, y denunciarlos por violación de domicilio. Y además a los guardias, y a los bomberos…Locutora: (La locutora continúa con la lectura de las noticias) Estos son los titulares de las principales noticias: no bajan los índices de pobreza, sique la crisis; el deporte: con dos goles a cero derrotó Chile a Brasil. Educación: Se declara interferiado para este viernes; continúa la huelga de trabajadores de las farmacias…

(Mientras la locutora habla, la casa sigue llenándose de...
tracking img