Oelo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (597 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
José Miguel Ceballos Jaramillo//Laura González Lopera. Ciudad y Publicidad.
Juana es una de las prostitutas más reconocidas de toda la ciudad. Es de apariencia tosca, pero femenina, como una de esasmujeres que son fuertes por fuera pero que tienen sentimientos nobles en su interior. Vive en el centro y es conocida como “La Puca”, una puta fina del centro, que no se deja de nadie y que goza concierta fama dentro de la comunidad nocturna, por su resistencia a las drogas, su manera singular de hablar con sus clientes y por servicios que dicen “son los mejores de toda la ciudad”.
Juana nuncase vincula sentimentalmente con sus clientes, como lo debería hacer toda buena prostituta, pero sueña con algún día encontrar a un hombre que tenga la suficiente confianza y valor para decirle defrente todo lo que siente por ella, fantasea con ese “príncipe azul” del que hablan en las novelas y en el que ella tanto piensa.
Era de noche, ya se acercaban las 12 de la madrugada, “La Puca” seencontraba parada en una esquina esperando clientes, el día había sido más bien regular y estaba haciendo tiempo para no volver a su casa y enredarse con sus pensamientos. Hasta que se acercó Roberto, unhombre de traje, serio, con una barba de 3 días, y una apariencia llamativa para los 40 años que aparentaba tener. Se acercó a Juana, preguntó por sus servicios y ella muy coqueta le dio toda lainformación, como un vendedor de televisores que te ofrece en un abrir y cerrar de ojos la nueva tecnología que tiene. Roberto aceptó y se dirigió con “La Puca” a un motel barato cerca del lugar, seenvolvieron en la pasión del momento y una hora más tarde, salieron como los dos extraños que entraron siendo. Roberto siguió apareciendo con más frecuencia, a la misma hora, aunque a veces se retardaba unosminutos, siempre iba detrás de Juana y si ella no estaba no le interesaba ninguna otra. Se empezaron a conocer, ya no eran dos extraños, sino dos conocidos que tenían un contrato por préstamos de...
tracking img