Orgullo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (432 palabras )
  • Descarga(s) : 9
  • Publicado : 17 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
"La sonrisa de tu cara
me dice que me necesitas
La sinceridad tus ojos,
dice que nunca me dejarás
La fuerza de tu mano
me dice que me agarrarás
siempre que me caiga.
Dices lo mejor,cuando no dices nada."
sábado 26 de julio de 2008
Capítulo 1: When you say you love me
“And when you say you love me,
That's all you have to say.
I'll always feel this way.” Josh Groban

El cuartoestaba decorado en claros tonos de beige y azul. Elizabeth se miraba en el antiguo espejo del tocador mientras su doncella le desarmaba el peinado. Una de las numerosas sirvientas de Pemberleyacomodaba los leños del hogar, mientras que otra apagaba algunas velas.
-Eso es todo- dijo Elizabeth a las criadas.
-Buenas noches Sra. Darcy- respondieron con una reverencia.
“Sra. Darcy”, las palabrashicieron eco en su cabeza y le provocaron una leve sonrisa. Se miró al espejo, llevaba puesto el vestido de dormir y su cabello suelto. Comenzó a cepillar su largo pelo y a tratar de asimilar que,ahora, era la Sra. Darcy, ama de Pemberley.
Súbitamente, una ola de miedo la invadió, aún se sentía como Elizabeth Bennet, la Sra. Darcy era un título con tantas responsabilidades que temía no podercumplir con ellas. Pero su mayor temor era defraudar a su esposo. Sus pensamientos fueron de inmediato a la imagen de él y sus miedos se desvanecieron. Lo amaba como nunca lo creyó posible.
Esa mañana,al verlo en la iglesia parado en el altar, tan alto, tan serio, con esos ojos profundamente azules en los que creía poder perderse, Lizzie supo que era el día más feliz de su vida. Después de tantasidas y vueltas en su relación, ahora serían marido y mujer.
“Marido y mujer”, pensó y miles de mariposas invadieron su estómago al tomar conciencia que, en cualquier momento, su esposo vendría avisitarla a su dormitorio. Corrió a la cama, rodeó sus piernas con los brazos y apoyó su cabeza en las rodillas. Miró hacia la ventana y se asombró al ver que comenzaba a nevar, pero su mente no podía...
tracking img