Orientalismo. said

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2822 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 16 de diciembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
Orientalismo: En torno al discurso de Edward Said

En la introducción de la obra, Said declara su motivación para el análisis del orientalismo, expresando su condición de "oriental" que vivió y creció en dos colonias británicas, Palestina y Egipto, siendo su educación, por tanto, occidental, culminando su carrera en los Estados Unidos. Said pretende hacer "un inventario de las huellas que hadejado en mí la cultura cuya dominación ha sido un factor muy poderoso en la vida de todos los orientales."

En referencia a los estereotipos que dominan los medios de comunicación en los temas que se refieren al Islam y a los musulmanes. Así que, al leer las páginas de Said, nos encontramos con una descripción muy fundamentada del proceso de formación de los mecanismos por los que se establecenunas ideas particulares en el marco del saber general. El cómo y el cuándo de la formación y desarrollo de estas "idées resçues", como las denomina Said, aparecen en su texto de forma prístina y sencilla. No hay misterio en ello. Se trata de una elaboración consciente y continuada que obedece a los intereses del poder dominante en cada momento. Cultura y poder se entremezclan invadiéndosemutuamente, haciendo muchas veces difícil la lectura de sus respectivos intereses.

 Said se pregunta cómo la filología, la historia, la lexicografía, la teoría política y la economía se pusieron al servicio de una visión del mundo tan imperialista como la que propone el orientalismo, cómo se reproduce esa visión y se amolda a las diferentes épocas.

Los orígenes

 El progreso de las instituciones yde los contenidos del orientalismo, coincide con la expansión europea, que se extiende desde 1815 hasta 1914. Los dos grandes imperios, el británico y el francés, fueron, unas veces aliados, otras rivales, pero compartieron no sólo el territorio, los beneficios o la soberanía, sino el poder intelectual de eso que Said denomina orientalismo, que fue el archivo general de las informaciones e ideasadquiridas en el proceso de dominación. Tales ideas explicaban el ser de los orientales, su comportamiento, otorgándoles una mentalidad, y hacían posible que los europeos entrasen en contacto con ellos, considerándolos de acuerdo a dichas ideas.

El orientalismo, pues, aparece como visión política de una realidad, destacando la superioridad de Europa, del "nosotros" occidental sobre "loextraño", es decir el Oriente, "ellos". La base del análisis orientalista se sitúa en el método de "oposición binaria": dos mundos, dos estilos, dos culturas, Oriente y Occidente.

El orientalismo establece que la diferencia entre las dos culturas, propone a Occidente el control, la dominación y el gobierno del "otro", ya que posee un conocimiento superior. Sobran ejemplos de ello. Said cita un artículode Harold W. Glidden, miembro del Bureau de Intelligence and Research del departamento de Estado de Estados Unidos, escrito en 1972. En dicho artículo, Glidden dice de los árabes que viven en una cultura de la deshonra y que por tanto, "el propio Islam convierte la venganza en una virtud." Para llegar a tan categórica conclusión resume en cuatro páginas la visión de cien millones de personasdurante un período de mil trescientos años. Sigue diciendo que "el arte del subterfugio está muy desarrollado en la vida árabe y en el propio Islam."

Said llega a considerar el orientalismo como género literario, como lo prueban las obras de Victor Hugo, Goethe, Nerval, Flaubert, Fitzgerald y otros.

 La temática general que suscita el orientalismo, se refiere a la posibilidad de dividir larealidad humana en razas, culturas, tradiciones, y continuar viviendo asumiendo las consecuencias de esa visión. El orientalismo lo hace así, y esta tendencia ocupa el centro de su teoría y de sus prácticas, aceptándose sin discusión, que en esa división, Occidente representa al dominador y Oriente al dominado

 El pensamiento europeo del XVII no podía admitir la existencia de una continuidad en...
tracking img