Ortodoxia y herejía: un dilema del educador frente a los institucional

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 295 (73708 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Capítulo 1 Avatares y resignificación del Análisis Institucional

1.1 Evolución histórica del Análisis Institucional

“La subjetividad cambia en el proceso de cambio de la objetividad. Yo me transformo al transformar. Yo soy hecho por la historia al hacerla.”
Paulo Freire

El oficio de la voz en el mito: la palabra instituidaEn los inicios, cuando el hombre va percibiendo que ciertas conductas lograban conseguir efectos útiles, seguramente las repetía a través del tiempo, lo cual le proveía la seguridad en la que se arraigaba por la evidencia del logro.
Estas repeticiones debieron desarrollarse sobre la base de lenguajes nacientes adecuados para designar esas acciones y que erigieron elsoporte simbólico de los procesos sociales. Las palabras suplieron y figuraron después a los poderes primitivos, y se convirtieron ellas mismas en poder. Según Butelman, la palabra “repetida” pasó a ser, en ciertas ocasiones señaladas, la realidad sagrada poderosa que podía producir hechos, y así parece que fue el primitivo realismo verbal y su poder imaginario -superstición e ideología- que aúnpersiste.
El lenguaje, como toda institución, está atravesado por la realidad psíquica individual e histórica colectiva; por eso es necesariamente social. La palabra se ha ido convirtiendo, desde su origen, en el lugar donde “reside” el poder.
Si bien el lenguaje como institución, como forma universal prevista, organizada, de repetición productora de efectos carece deestablecimiento (lugar) crea de continuo los espacios y puede, a través de sus palabras, infiltrarse sigilosa o violentamente en cualquier cuerpo (persona, grupo, comunidad, sociedad) convirtiéndolo en cuerpo social, constriñéndolo a poner de manifiesto una idea, o una ideología.
Son arquitecturas conceptuales que formulan, revelan y cuestionan la circulación oculta de un poder.Desafío de elegir entre las alternativas de repetir rituales baldíos o concebir la palabra –acción en su pleno poder; renunciar por miedo a la prohibición o al castigo, o correr el riesgo de la libertad al rechazar la seguridad de la dependencia.
Confrontar el poder desde el lenguaje sufraga la materialización de la historia, ya que esta se inserta en la repetición ritualizada de lapráctica del lenguaje, trocándolo así en mito primordial ahistórico, en dogma. Por eso no nacemos libres; el mito del origen poderoso del lenguaje nos precede, nos prefija y normatiza, ritualizado, ritualizante y codificado; nos incluye en la repetición de una práctica de violencia y de sometimiento de nuestro proceso de pensar.
El cuestionamiento de sus contenidos y sus formas comoanálisis institucional del lenguaje, señala la conciencia del pensar y el acto instituyente que permite fundar la liberación de la palabra y emprender la búsqueda de otros, dialogar con otros compartiendo la palabra liberada para ser hablantes, indagando juntos nuevos sentidos.
De esa manera, el leguaje tiene el poder de ubicarnos en los distintos niveles simbólicos de la realidadsocial, o anular nuestra capacidad de pensar. Sus variaciones y oposiciones usualmente se convierten en enfrentamientos enojosos e ideológicos, que poco tienen que ver con un aporte adulto, racional. Al respecto, Buttelman refiere la necesidad de instituir grupos-ghettos para satisfacer esa necesidad de semejanza frente a los otros, de afuera, diferentes, tratando de que se igualen a nos/otros, en casocontrario, excluirlos como diferentes para proteger nuestra semejanza interna. Resolviendo obstinadamente erigir “ciertas” verdades científicas e identidades teóricas que les distingan. El autoengaño del científico en educación puede consistir en el uso de un pensamiento ideologizante como poder político: absorber e igualar al otro mediante una presión para el consenso, o marginarlo si no lo...
tracking img