Paternidad en obra freudiana

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1211 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
UNA APROXIMACIÓN AL CONCEPTO DE PATERNIDAD EN LA OBRA FREUDIANA

Según Eduardo J. Salas[1], las consideraciones sobre la imagen del padre, a diferencia de las de la madre, son más dispersas en la obra freudiana, no obstante, es posible rastrearlas, fundamentalmente, en las ideas ligadas con la prehistoria y la historia del complejo de Edipo en el niño y la niña.

Para comprender el papel delpadre[2] en dichos pasajes, de acuerdo con Aberastury (1959), es necesario tomar en cuenta el fenómeno de la identificación, definido por Freud como “la manifestación más temprana de un enlace afectivo a otra persona”[3]. Este enlace permite asumir al otro en alguna(s) de estas posiciones: modelo, objeto, auxiliar, adversario o sujeto.

En la fase oral tanto el niño como la niña establecen unvínculo de carácter sexual con la madre[4]. Es ella quien lo(a) carga libidinalmente, haciéndolo(a) objeto de sus deseos a través de sus cuidos y mimos. En este sentido, es la madre la encargada de despertar en el/la niño(a) su erotismo, esencial para el desarrollo del psiquismo y el que le permitirá tomarla como objeto amoroso. A raíz de las interacciones entre ambos, surge la diada, llegando aconstituirse en prototipo de posteriores relaciones amorosas.

Siguiendo a Aberastury, durante la relación diádica, el padre se encuentra indiscriminado; sin embargo, contribuye a que se mantenga, es decir, auxilia a la madre atravesar este proceso. Más adelante, cuando el niño está en capacidad para percibir al padre, entabla una identificación[5] con éste, considerándolo como un modelo a imitar.Según Freud, los enlaces establecidos con la madre y el padre “coexisten al mismo tiempo sin influirse ni estorbarse entre sí. Pero a medida que la vida psíquica tiende a la unificación, van aproximándose hasta acabar por encontrarse, y de esta confluencia nace el complejo de Edipo normal[6] (positivo)[7]”. En este punto, cabe mencionar que esta convergencia posee implicaciones distintas parael niño y la niña como se expondrá seguidamente.

El niño comienza a pisar terreno edípico cuando “advierte que el padre le cierra el camino hacia la madre, y su identificación con él adquiere un matiz hostil, terminando por fundirse con el deseo de sustituirlo cerca de la madre”[8]. En este sentido, el padre es proferido al mismo tiempo como rival a suprimir y como ideal a seguir.Generalmente, es la madre que introduce al padre (portador de la ley), delegándole la realización de la amenaza de castración. Esto, asociado a lo vivenciado en relación al descubrimiento de la diferencia de los sexos, provoca la disolución del complejo de Edipo. A partir de entonces, las normas y límites, que en edades más tempranas eran dictadas por los progenitores, o bien, sus representantes, soninteriorizadas, concediéndole el trono al heredero de Edipo: el superyó, el cual presionará al yo para que conduzca las pulsiones por otras vías más aceptadas por la cultura, en busca de su satisfacción. Es en la revuelta hormonal producida en la adolescencia, que los deseos sexuales y parricidas vuelven a tomar a un objeto, o varios, pero esta vez fuera de la concentricidad familiar.

Según loplanteado por Freud, en el caso de la niña, ésta abandona a la madre como objeto primario al descubrir que la hizo incompleta por no dotarla de un pene[9] (1er distanciamiento), y al constatar que ella tampoco lo posee (2do distanciamiento). Producto del “complejo de castración” (envidia fálica), la niña ingresa en la situación del complejo de Edipo. En este escenario, el padre, quien sí posee un pene,llega a reemplazar a la madre, transformándose en el modelo y objeto libidinal de la niña. La madre queda relegada ante la mirada de su hija, manteniendo una postura como modelo, pero sólo en calidad de ideal-rival: “ser como ella para suplantarla y acceder a él”.

En cuanto a la declinación del complejo de Edipo en la niña, Freud afirma que “falta todo motivo”[10] para que se lleve a cabo,...
tracking img