Pedagogia cientifica

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1391 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La pedagogía científica se llamó así, por que se apoyó en los nuevos conocimientos sobre el hombre y el niño adquiridos por ciencias nuevas y vigorosas como la psiquiatría y la psicología.

María Montessori (1870-1952), la primera mujer médica de la Universidad de Roma, trabajó durante varios años con niños anormales y débiles mentales. Quiso luego aplicar la metodología ahí empleada con niñosnormales y pudo hacerlo en el instituto romano dei Beni Stabili con niños en edad preescolar que no podían ser debidamente atendidos por sus familias. El éxito obtenido se difundió rápidamente y se abrieron nuevas escuelas con la filosofía de la Montessori.

El núcleo de la filosofía montessoriana consiste en concebir esencialmente la educación como autoeducación, es decir, como un procesoespontáneo por medio del cual se desarrolla dentro del alma del niño, “el hombre que duerme ahí” y considerar que, para que esto ocurra en el mejor de los modos posibles lo fundamental es proporcionar al niño un ambiente libre de obstáculos innaturales y materiales apropiados.
En las Casas del niño todo está concebido y construido a la medida del niño: sillas, mesas, armarios, repisas, libreros,percheros, lavabos. Nada de bancos de escuela, instrumentos de esclavitud del cuerpo infantil, de la misma manera como los castigos y los premios son instrumentos de esclavitud para el niño. En este ambiente el niño goza de libertad para moverse y actuar a sus anchas, sin la ingerencia obsesionante del adulto.

En repisas especiales el niño encuentra toda una rica serie de “materiales dedesarrollo”: estuches para abrir y cerrar, sólidos de diversas formas que encajan en huecos especiales...Los materiales sirven ante todo, según Montessori, para educar los sentidos del niño, base fundamental del juicio y el raciocinio. El niño puede tomar los materiales que quiera sin otra obligación que devolverlos a su lugar antes de tomar otros.

La maestra reduce sus intervenciones al mínimo. Engeneral, dirige la actividad, pero no enseña, por lo que se denomina “directora”. Si un niño molesta, se limita a ponerlo en una mesa aislada. Si otro no logra ejecutar el ejercicio elegido lo ayuda personalmente o lo invita a cambiar de material. En ocasiones, invita a grupos de niños a realizar ejercicios sensoriales táctiles con los ojos vendados, o a toda la clase a que guarde el máscompleto silencio para “descubrir” y reconocer jubilosamente las miríadas de pequeños ruidos que suelen pasar desapercibidos.

A los cinco años se invita a los niños a que se ejerciten con un material especial, mediante el cual aprenden con el tacto y la vista la forma de las letras del alfabeto. En cierto momento, a fuerza de jugar con ese material, sobreviene el fenómeno que la Montessori llama“explosión” de la escritura y la lectura, es decir, que de repente el niño encuentra con que sabe componer y descomponer las palabras en letras y, por lo tanto, con que sabe escribir o casi.

Los materiales son en lo esencial individuales, pero simultáneamente, en todos los órdenes de la escuela, se despliega una gran variedad de actividades sociales, en su gran parte ocupaciones de la vidapráctica, como servir la mesa, preparar el almuerzo, criar animales o cultivar un huerto.

El criterio común que regula el comportamiento de la “directora” tanto en las actividades individuales como en las sociales es el de permitir que el niño haga sus experiencias. En efecto es un error tratar de sustituir la experiencia del niño con la del adulto, pretendiendo transmitirla verbalmente. El adulto tieneuna experiencia totalmente diferente de la infantil y aprende de otro modo, o sea, acomodando lo nuevo en esquemas ya construidos, mientras que el niño se construye a si mismo con su experiencia actual. En palabras de Montessori “Los adultos somos recipientes. El niño sufre una transformación: las impresiones no sólo penetran en su alma, sino que la forman. Se encarnan en él. El niño crea...
tracking img