Pedagogia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1300 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
GRANDEZAS Y MISERIAS DE LA TAREA DE ENSEÑAR
El tamaño y el peso de la tarea de enseñar
“El hombre es el único ser susceptible de educación. El hombre no puede hacerse hombre más que por la educación. No es más que lo que ella hace de él.” Kant
Los maestros novatos parecen asumir individualmente la responsabilidad única por la educación de sus alumnos mediante prácticas que tienden a laatención personalizada de cada uno de ellos.
El mandato educativo-civilizador originario de la profesión exaltaba la tarea de los maestros por su contribución a un nuevo orden social que se estaba conformando.
Hoy las condiciones son bastante diferentes. Los cambios producidos ocasionan ciertos desfasajes con los condicionantes sociales e históricos asumidos o encarnados en los sujetos. El maestroasume o se hace cargo de las consecuencias que las transformaciones sociales han provocado en los niños y las familias.
Son los maestros quienes asumen individualmente el gran proyecto educativo y son responsables por sus éxitos y sus fracasos, sujetos que gestionan su propio riesgo o se autocontrolan.
Todo parece indicar que en nuestros días la acción se ha individualizado y que no hay otrafuente que el agente que la produce, que es el único responsable de los actos cometidos. El hombre contemporáneo debe elegir y decidir todo.
La disonancia entre la pretensión asumida por los maestros de hacerse cargo del gran proyecto de educar con cada alumno en particular, y los condicionantes de un medio que ha cambiado sustancialmente tiene consecuencias al nivel de la acción y en las relaciones,siendo el altruismo y el afecto los atenuantes que sirven para aliviar la pesada carga de educar.
¿Yo no soy lo bastante bueno?
Asumir la grandeza del proyecto de educar engrandece a quien lo realiza pero produce sentimientos de frustración a medida que se concreta, ya que las consecuencias de la acción siempre serán insuficientes al tomar como parámetro semejantes expectativas.
La grandezadel proyecto desalienta la acción, su propia magnitud lo torna imposible. La frustración conduce de este optimismo inicial a un pesimismo de las mismas características. Es el desinterés o indiferencia que los maestros novatos suelen encontrar en aquellos que cuentan con varios años de desempeño.
Los maestros novatos parecen dispuestos a aceptar el gran desafío, se muestran activos, planifican,buscan materiales, realizan cursos, piden materiales a sus colegas, mientras tanto siguen yendo todos los días a la escuela. El reconocimiento de todo lo que aún les falta frente a la gran responsabilidad asumida motoriza la búsqueda. El centro de sus fallas sobre el que pareciera concentrarse la mayor debilidad por ellos detectada radica en la enseñanza.
Si bien los maestros novatos asumenresponsablemente el proyecto de educar, confían bastante poco en sí mismos a la hora de enseñar. Asumir el proyecto los engrandece, aunque los deja dudosos e impotentes.
En una sociedad donde la experiencia acumulada y la permanencia en el tiempo han dejado de funcionar como signos de prestigio, solidez y sabiduría, es la idea misma de trabajo la que parece estar regulada por la individualizaciónde la acción. La cuestión de la acción ya no es “¿tengo el derecho de hacerlo?”, sino “¿soy capaz de hacerlo?”
¿Maestros buenos o buenos maestros?
¿Qué distingue a un educador entre la multitud? Entre la entrega y la enseñanza en sentido estricto se ve emerger con cierta regularidad una serie de rasgos que pueden reunirse alrededor de lo afectivo.
Los maestros novatos se mostraron carenteso incompetentes para enseñar, pero aparecen también como buenos, cordiales y afectuosos con sus alumnos.
El maestro bueno se ocupa y preocupa por los niños. Saber qué les pasa, cómo trabajan, contenerlos, reconocerlos son algunas de sus metas. Se definen como maestros buenos antes que buenos maestros.
Con cariño y ayuda no basta, y así lo entendían algunos de los maestros al demostrar su...
tracking img