Penitenciario

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 22 (5382 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
INTRODUCCIÓN
Vigilar y Castigar es la obra escrita por el pensador francés postmoderno Michel Foucault y publicada en 1975. Esta obra, a través de un estudio del derecho penal, y concretamente del régimen penitenciario del siglo XVIII hasta el XIX, estudia la presencia de las relaciones de poder, las tecnologías de control, y la microfísica de los poderes presentes en nuestra sociedad.
Estaobra desarrolla básicamente dos tesis: la primera consiste en que la pena ha sufrido mutaciones, lo cual implica no un mejoramiento o empeoramiento de las mismas, no su humanización o racionalidad, como habitualmente se sostiene, sino más bien una transformación que responde a los cambios político-económicos de las sociedades occidentales; se trata entonces de un estudio de los métodos punitivos decara a la economía y la política. La segunda tesis se basa en la afirmación de que existe un conjunto de elementos materiales y de técnicas que sirven de armas, de relevos, de vías de comunicación y de puntos de apoyo a las relaciones de poder y de saber que cercan los cuerpos humanos y los dominan haciendo de ellos un objeto de saber. La tesis consiste en que las prácticas penales no son tantoconsecuencia de las teorías jurídicas, cuanto un capítulo de la anatomía política.
Estas tesis son desarrolladas en cuatro capítulos: “Suplicio”, “Castigo”, “Disciplina” y “Prisión”, los cuales se rigen por cuatro reglas que guían el estudio, a saber:
1).- no centrar el estudio en el aspecto represivo de la pena, sino también en sus efectos positivos, considerando así al castigo como unafunción social compleja;
2).- abordar los métodos punitivos desde la perspectiva de la táctica política y no meramente como consecuencia de la ley;
3).- analizar la historia del derecho penal y de las ciencias humanas no como si estuvieran separadas, sino buscar si ambas dependen de un mismo proceso de formación epistemológico–jurídico; y
4).- examinar si el desplazamiento de la pena del cuerpo alalma, y la inserción de un saber científico en el ámbito penal, implican un cambio en la forma como el cuerpo se ve atravesado por las relaciones de poder.

SUPLICIO
EL CUERPO DE LOS CONDENADOS
Damiens fue condenado en 1757 “pública retractación ante la Iglesia de París”. Había cometido parricidio (considerado contra el rey, a quien se equiparaba al padre). Fue brutalmente torturado(atenaceado, quemado). Fue una operación muy larga, y no bastando esto, fue forzoso para desmembrar los muslos, cortarle los nervios y romperle a hachazos las coyunturas.
Le Breton, el escribano, se acercó repetidas veces al reo para preguntarle si no tenía algo que decir, decía que no. A pesar todos los sufrimientos, levantaba de cuando en cuando la cabeza y se miraba valientemente, hasta morir.Foucault cita luego parte del reglamento redactado en 1838 “para la Casa de Jóvenes delincuentes de París”. Allí transcribe diversos artículos, que reglamentan todos los detalles de la vida allí: desde a qué hora se deben levantar los internos, pasando por cuándo ingresan al trabajo, qué es lo que hacen allí, a qué hora comen, cuántas horas están asignadas a la enseñanza, cuándo deben ir a dónde y dequé forma, cuándo se deben lavar las manos, y hasta la hora en que deben acostarse, quedando entonces los vigilantes haciendo la ronda por los corredores.
En unas cuantas décadas ha desaparecido el cuerpo supliciado, descuartizado, marcado simbólicamente en el rostro o en el hombro, expuesto vivo o muerto, ofrecido en espectáculo.
A finales del Siglo XVIII y comienzos del XIX, la sombría fiestapunitiva está extinguiéndose. En esta transformación, han intervenido dos procesos, que no han tenido por completo ni la misma cronología ni las mismas razones de ser.
Los trabajos públicos se suprimen casi en todas partes a fines del Siglo XVIII, o en la primera mitad del Siglo XIX. El rito que “cerraba” el delito se hace sospechoso de mantener con él turbios parentescos: de habituar a los...
tracking img