Pensamiento siglos xvi y xvii

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1794 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
TEMA 3: PENSAMIENTO (SIGLOS XVI – XVII)
LAS TURBULENCIAS DE LA FE, EUAN CAMERON (s. XVI)
En el siglo XVI los habitantes de la Europa occidental formaban parte de una Iglesia tan internacional que no sentían la necesidad de considerarse a sí mismos cristianos occidentales, latinos y católicos: se mezclaban e interactuaban distintas creencias.
Como la mayoría de la población vivía de los frutosde la tierra, y éstos dependían de muchos factores que ellos no podían controlar, buscaban ayuda en lo sobrenatural. Según los teólogos católicos, todo el mal tenía un origen sobrenatural, era Dios quien permitía que ocurriese.
Los luteranos y los protestantes rechazaban esta doctrina y mantenían que los ritos mágicos eran inútiles, pero la mayoría de la población seguía recurriendo a losremedios populares. Este desconocimiento y miedo ante el mal provocó que se encrudeciera la famosa caza de brujas, que ya existía desde la Edad Media: autoridades judiciales y eclesiásticas de carácter local perseguían y juzgaban a todos aquellos que fueran sospechosos de pertenecer a una subcultura diabólica.
Por el contrario, la Iglesia católica proclamaba que la salvación del mal sólo podíaencontrarse en ella misma. Centró su mensaje en Jesucristo, crucificado para redimir los pecados de la humanidad, y en los beneficios de la hostia sagrada y de las misas, al mismo tiempo que dio una vital importancia a la Virgen María, mediadora entre los hombres y Jesús, por encima de todos los demás santos (que también actuaban como mediadores). Además, la Iglesia concedía indulgencias: el pecador podíahacer peregrinaciones, devociones, o donaciones para reducir la penitencia que debía cumplir.
El 1517 Martín Lutero puso en entredicho estas indulgencias, preguntándose si no era mejor para el buen cristiano cumplir con la totalidad de la penitencia impuesta por sus pecados. Al no recibir repuesta alguna desde Roma, se decidió a escribir sus noventa y cinco tesis: estas no sintieron nada bien, yLutero, que se había convertido en una especie de héroe alemán, fue excomulgado el 1520. Según Lutero, ser aceptado por Dios dependía de Dios mismo, y no de la actitud del individuo; si la salvación no venía de la administración de sacramentos de purificación, un clero distinto de la sociedad o una elite de curas no tenía ningún sentido.
Muchas personas hicieron suyo el movimiento, sobre todo enlas “ciudades libres” del Sacro Imperio Romano Germánico, y los panfletos reformistas iban acompañados de sermones de numerosa audiencia. Años más tarde, la Reforma triunfaba: las comunidades urbanas controlaban las instituciones eclesiásticas y los hospitales, los sacerdotes formaban parte de la ciudadanía y estaban a su servicio, la misa fue sustituida por una clase de servicio reformado, ycasas de órdenes religiosas fueron clausuradas y sus bienes confiscados.
A finales de la década de 1520, las ciudades y príncipes alemanes manifestaron finalmente su acuerdo con la Reforma y firmaron la Confesión de Augsburgo luterana definitiva. Alemania, que antes era un único reino bajo la potestad del emperador, pasó a ser un estado en el cual los príncipes podían defenderse y a ellos mismos y asus súbditos de posibles actos injustos del emperador o de terceros. En el resto de Europa, reinos como Dinamarca o Suecia también abrazaron el luteranismo, mientras que Francia o Inglaterra se mantenían más escépticas.

En la segunda mitad del siglo XVI prende una importancia vital la figura de Juan Calvino (1509-1564): este teólogo francés, que condujo la Reforma en la ciudad libre de Ginebra,supuso una transformación de Europa gracias a su nueva vía reformista. Los calvinistas sostenían que su reforma era completa, mientras que la luterana no lo era: a diferencias de estos últimos, ellos rechazaban con vehemencia las idolatrías y aspiraban a una fuerte disciplina eclesiástica y a un movimiento de dimensiones internacionales.

Hacia 1560, Ginebra (del mismo modo que Estrasburgo o...
tracking img