Perdon bajo la lluvia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1644 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Perdón bajo la lluvia
Martin Morachis
El hombre se acerco tímidamente a las inmediaciones con el ramo de flores en sus manos que le había prometido hacia tiempo. Por un momento pensó en regresar sus pasos y no volver nunca más, pero sabía que no podría vivir con la culpa por el resto de sus días; y un viaje de estos no podría ser repetido. No con este fin por lo menos, pensó.
Un viento frescosoplaba, y con el traía un olor a mar, un sabor salado que prometía lluvia. Volteo a mirar a su alrededor por si alguien más se encontraba en ese lugar pero no miro a nadie, se encontraba totalmente solo. Cuando por fin decidió entrar empujo la puerta y esta cedió con un poco de resistencia, una vez dentro la soltó y ella se cerro automáticamente; se quedo inmóvil por un segundo para luegodirigirse hacia donde sabia que la encontraría. Le habían dado las señas particulares y las llevaba grabadas en su mente. Se sentía como un vil entrometido, como un ratero visitando de esta manera, pero no tenia opciones.
Era un hombre de tez blanca y pelo entrecanoso, de ojos oscuros y nariz aquiline vestido de una manera que no dejaba duda que no era de ahí. Cualquiera hubiera podido descubrir que siera de esos lugares, solo que la vida lo había llevado a otros lugares.
Con pisadas firmes se fue acercando hasta que poco a poco empezó a hacer sus pasos más cortos mientras su mirada buscaba algo. Se hizo a un costado para permitirle el paso a un grupo de personas que se retiraban en ese momento y devolvió las sonrisas a un par de ellas. Todo mundo siente un tipo de afinación en estos lugares,pensó el. Proseguido su camino, tratando de hacer memoria, buscando esto y aquello.
Y cuando la localizo sintió que estaba en su compañía de nuevo.

Una vez frente a ella volvió a sentir pasados y contrariados sentimientos. Sus ojos saltaban de punto en punto, confundidos; su cuerpo se apoyaba en una pierna, luego en la otra, nervioso; pero sabía que estaba donde se lo había propuesto, dondehabía prometido estar.
La promesa de venir a verla había sido hecha años atrás, 12 para ser exacto, y nunca pensó que faltaría a su palabra. Después de todo lo que paso, todo lo dicho, y todo lo que quedo por ser vivido, la promesa de este momento siempre estuvo presente en el.
Pero las circunstancias si eran diferentes.

-“Hola” dijo tímidamente mirando a todos lados y a ningún punto “aquíestoy, soy yo. Tal como te lo prometí. Yo…bueno, esto es algo que nunca he hecho antes, así que perdóname si no puedo hablar claramente. Pero tratare.”
“Mira” le indico mientras levantaba la mano con las flores para mostrárselas, “te traje las rosas que tanto amas y que siempre me pediste. Lindas, no?” decía mientras sonreía de las rosas hacia ella como buscando su aprobación. Hizo el intento deentregárselas, pero fue un movimiento automático, natural. Su sonrisa se apago y volvió las rosas a su pecho, sosteniéndolas como si de ellas dependiera su vida. Su mano derecha permanecía en el bolsillo del pantalón sin el darse cuenta.
Buscó un lugar donde sentarse pero no encontró nada apropiado, así que decidió permanecer parado mientras hablaba.
-“Se que ha sido mucho tiempo desde que nosmiramos la última vez. Perdona que no haya venido antes, pero es que…bueno, tú sabes, no es fácil hacerlo. Pero aquí estoy tal y como te lo prometí. Mejor tarde que nunca, verdad?” dijo a la vez que sonreía débilmente. Se imagino sus palabras de reproche, si las pudiera escuchar.
-“Me dijeron que preguntaste por mi muchas veces antes de…bueno, antes de…esto. Pero quiero que sepas que yo nunca deje depensar en ti aunque algunas veces no pareciera.
Se llevo su mano derecha a su rostro, se cubrió la boca como para tomar aliento y soltó un hondo suspiro.
-“Yo sé que recuerdas todas las cosas que hablamos en su debido momento, y esta visita es algo en que habíamos concordado…yo por mi parte…bueno, siempre quise venir a verte…nunca te mentí, nunca te falle. Y ahora no podía faltar a una...
tracking img