Pilar barroco

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1890 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL PILAR
BARROCO

MOD.4 TARDE
El Pilar barroco.

El proceso de construcción del templo definitivo, el actual, se ha dilatado hasta casi nuestros días, conociéndose durante esos casi tres siglos la intervención de diversos arquitectos, y la alteración del proyecto original.

Como la devoción a la Sagrada Imagen iba en aumento, el zaragozano Juan de Marca, antes de 1638, planteó lanecesidad de una construcción más importante y que tuviera una adecuación con la intensidad de esa creciente devoción. Comprendiéndolo bien el Cabildo decidió convocar un concurso para la nueva y más monumental construcción.

En la mente de los devotos, y también en la del Cabildo, se estableció un afán de emulación con respecto a la más grande de las iglesias zaragozanas del momento: la Catedral de ElSalvador.

Esta catedral tenía una planta de salón amplísima y se trataba también de que el Templo del Pilar tuviese ese mismo aspecto.

Pero por otra parte, la Catedral era de estilo gótico mientras que parecía oportuno que para el nuevo Templo del Pilar se buscase un estilo más actual, siendo clara la presencia del modelo de San Pedro de Roma que se quería transparentar, con intención demodernidad absoluta, en algunos de los proyectos.

A partir de 1675 el cabildo del Pilar abrió un concurso de proyectos para la edificación, el proyecto aceptado fue el propuesto por Felipe Sánchez, maestro de obras zaragozano que tenia una concepción decididamente moderna, barroca, concibiendo una planta de salón con tres naves a la misma altura, capillas entre contrafuertes, una cúpula algodescentrada, y cuatro torres en los ángulos, el cabildo en 1679 decidió someter al Rey Carlos II el proyecto de Sánchez para su aprobación; enviado a su vez por el Rey a su arquitecto Francisco de Herrera y habiendo realizado este algunas alteraciones al proyecto de Sánchez, fue nombrado por el Rey para dirigir las obras del nuevo templo.

La etapa de Francisco de Herrera (1680-1718).
En esta fasese nombra a Herrera arquitecto de la obra, y se realizan las zanjas y cimientos en el lado del Ebro.
Se colocó la primera piedra el día de Santiago de 1681, y Herrera procedió a modificar la planta y el alzado original del proyecto de Sánchez y modifico el tramo central: desplazó la gran cúpula para centrarla mas y proyecto cubiertas de cañón seguido para los tramos de las naves, y cupulitascubriendo las capillas, por lo que la intervención posterior de otros arquitectos siguió, en lo fundamental, el planteamiento de aquel.
En 1682 herrera regreso a Madrid, haciéndose cargo de las obras Felipe Sánchez y otros maestros de obras zaragozanos. Pocos años mas tarde comenzaron los problemas y parones en las obras.
En 1692-93 comenzaron a surgir dudas sobre la conveniencia de continuar elproyecto de Herrera, que continuaron en años sucesivos a la par que partes de la antigua iglesia amenazaban con derrumbarse por falta de apoyos; en 1695 se elaboraron informes contrapuestos por parte de diversos maestros de obras zaragozanos.
A su vez Felipe Sánchez que no se daba por vencido pretendió, sin conseguirlo, variar la colocación de la gran cúpula en el proyecto de herrera y ello lellevo a enfrentarse con el arquitecto Teodoro Ardemans que proponía otro tipo de modificaciones.
Las obras siguieron un ritmo muy lento, por lo que el 12 de octubre de 1718 cuando la primera mitad del templo se hallaba construida se inauguraron los cuatro primeros tramos, hasta el altar de Damián Forment; asimismo se derribo la parte que quedaba del antiguo templo para proseguir la construcción delnuevo con tres tramos mas que faltaban.

Segunda etapa (1718-1750).
Resulta fundamental la intervención de don Guillén de Rocafull y Rocabertí, conde de Perelada, que propuso cubrir con cúpulas el templo, y la modificación de la Santa Capilla (que no se realizo), lo que confió al arquitecto Domingo Yarza.
Se derribó la iglesia gótica, continuando la obra. Pero los problemas constructivos no...
tracking img