Plan de accion

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (683 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Se trata de un aburrido lunes más, pensaba Pablo Álvarez según entraba a la reunión mensual de supervisores. Pablo llegaba tarde esa mañana, ya que se había entretenido en el banco para tramitar uncrédito para el auto que acaba de comprar para su esposa. Pablo era supervisor de la fábrica de papel Celulosas Reunidas, ubicada cerca de Sevilla, desde hacia cerca de quince años. De camino a susitio, tomo una copia de la orden del día y le echó un vistazo rápido. En el primer momento, nada le pareció fuera de lo normal:
Punto 1, debate sobre mejoras en la productividad.
Punta 2, producción ycalendario de programación.
Punto 3, competencia en el extranjero.
Punto 4, bonificaciones anuales.
Pablo estaba entusiasmado en el tema bonificaciones anuales. Llevaba planeando durante algúntiempo utilizar el dinero extra para cambiar y ampliar su casa, pero siempre surgía algo y el dinero se iba. Esta vez, pensaba Pablo, se lo merece de verdad. Se acercaba un cumpleaños especial, y seriauna sorpresa perfecta.
La reunión comenzó por el punto 4. Durante un tiempo habían estado circulando rumores en la empresa de que ese año no se iban a dar bonificaciones y Pablo pensó que la presenciade María Carreras pondría fin a ese rumor. Si bien la cantidad de la bonificación variaba, la empresa siempre las había dado. Sin embargo, Pablo se dio cuenta de que el tono del debate era muyacalorado. “De ningún modo va a ganar más dinero esa gente de nuestro turno que nosotros”. Dijo, Luis Gómez, un colega al que Pablo le tenía mucho respeto. En solo unos pocos minutos más tuvo que encajar eldoble golpe: por primera vez en la historia de la empresa, no sólo se congelarían los sueldos de todo el personal supervisor, sino que ese año no habría bonificaciones. Además, Luis descubrió que estadecisión tendría como consecuencia que la mayoría de los capataces se llevaría menos dinero a casa que sus subordinados.
“Tienes toda la razón – exclamo Antonio Carmona desde el otro lado de la...
tracking img