Platon

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1258 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 17 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
CAPITULO VII. PLATON.

Me pareció la lectura de suma importancia ya hace que reflexionemos sobre la educación, así como el tipo de gobernante que debe tener un país o nación, por lo que pretende que cada uno cumpla la misión que se les ha encomendado, así como el pensamiento de los hombres. Por ese motivo Platón nos dice que debemos tratar de imaginarnos en una caverna subterránea que tieneuna abertura por la que penetra la luz. En la gruta viven algunos seres humanos, con las piernas y los cuellos sujetos desde la infancia por fuertes cadenas, de manera que sólo pueden ver el muro del fondo de la cueva y, por lo tanto, nunca han visto la luz natural del sol.

Por lo que estos prisioneros representan a la mayoría de la humanidad, al gran número de personas que permanecen durantetoda su vida en un estado de negación, viendo sólo sombras de la realidad y oyendo únicamente ecos de la realidad.

Presentando opiniones deformadas sobre el mundo están puesto que están determinadas por sus propias pasiones y sus prejuicios y, lo que es más grave, por prejuicios y pasiones de los demás, que les son transmitidas mediante el lenguaje y la retórica. Y a pesar de no encontrarse enuna posición mejor a la de los niños pequeños, se aferran a sus deformadas opiniones con toda la tenacidad de la que son capaces los adultos.

Sin embargo, narra Platón, si uno de los prisioneros lograse escapar y se acostumbrara poco a poco a la luz del sol, después de un tiempo sería capaz de mirar a los objetos concretos y sensibles, de los que antes sólo había visto sus sombras o reflejosfantasmagóricos.

Por otro lado, si insiste en avanzar y salir de la cueva a la luz del sol, vería el mundo de los objetos claros e iluminados por el sol (que representan las realidades inteligibles) y, finalmente, aunque sólo mediante un gran esfuerzo, estaría preparado para mirar al sol mismo, que representa la Idea del Bien, la Forma más sublime de todas, "la Causa universal de todas las cosasbuenas y bellas... la fuente de la verdad y de la razón" (Rep. 517 b 8, c 4). Se hallará entonces en un estado real sobre lo que están viviendo.

De este modo, se libra a la juventud de ingresar en el sombrío mundo del error, la falsedad, el prejuicio, la persuasión sofística, la ceguera para los verdaderos valores, etc. Tal educación es de primordial importancia para quienes han de ser hombres deEstado. Los políticos y los gobernantes serán ciegos guiando a otros ciegos si se quedan en el plano de la negación o en el de no querer avanzar, y el naufragio de la nave estatal es lo peor que puede sucederle a la política.

Así se entenderá que el interés que pone Platón en la ascensión epistemológica no es un interés meramente académico o crítico: le interesa la conducta de la vida, latendencia del alma y el bien del Estado.

      A mi juicio, una "reducción" considerable respecto del problema expuesto por Platón, es un modo de poder autoconsciente construido histórico, social y políticamente, mientras que Platón apunta a lo que he decidido denominar, un modo de ignorancia no consciente y, por consiguiente, no dirigido por nadie -y precisamente por ello mucho más peligroso-, queamenaza con diseminar la educación de cualquier modelo de control.
     La vigilancia y el castigo son dos elementos autoconscientes de canalización del poder que se hacen necesarios cuando las culturas, representan el poder de todos los modos de vida histórico y socio-políticos posibles.
Una sociedad moderna inserta en esta proyección, por muy revolucionaria, liberal y rupturista que se nospresente, concibe todo límite como un inexpugnable muro ciclópico que se levanta ante sus sueños y, de ésta manera, se pierde siempre la otra dimensión del límite, que no es la de lo limitado por el límite, sino el Límite-limitante, que limita o pone los límites; es decir, el trascendental por antonomasia puesto que se trata de la condición de posibilidad de la diferencia.
La historia de la...
tracking img