Poemas y reflexiones

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 16 (3762 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA CURA DE LA OBSESIÓN
La cura de la obsesión es un trabajo milenario sobre la tierra. La adquisición de la paz  es el resultado de luchas y esfuerzos que disciplinan al ser, condicionándole  los hábitos saludables, con los cuales entra en armonía con la vida.
La mente del hombre  es el espejo que refleja los estados  íntimos, las conquistas logradas y las que están por conseguir. En lospaisajes mentales se expresan fácilmente los estados múltiples  de la personalidad, que encadenan éxitos y fracasos, que se exteriorizan en formas depresivas, ansiosas, traumáticas, neurasténicas y otras, que dan origen a enfermedades psíquicas de variada y compleja enumeración.
La mente, en el torpe comercio de los intereses subalternos, produce  una spicoesfera pestilente,  de la cual se nutrenvibriones  psíquicos, formas-pensamiento mezcladas con Entidades perversas, viciadas y dependientes, en un espectáculo desordenado, deprimente.
El hombre es el compendio de sus anhelos y realizaciones. Mientras él no elabore elevadas necesidades íntimas, se eternizará en las permutas groseras  de la faja de los instintos primitivos. Por esta causa, la Humanidad padece urgentes carencias en las aéreasrudimentarias de la vida… Al dejarse martirizar  por deseos inconfesables, aun no se ha  decidido a seguir la conducta realmente  emocional, que le permita el trabajo interior  para deshacerse  de las sensaciones que responden por los intereses groseros, generadores de las luchas por la posesión, con predominio del egoísmo.
Cuando fijamos en la mente paisajes sombríos perdemos la percepciónestética de las visiones armónicas de la Naturaleza. De la misma forma que el hombre experimenta las sensaciones del placer salvaje, pierde interés en adquirir los valores estéticos y liberadores del alma.  La transposición de proyectos y aspiraciones, mientras está  en el área de la voracidad y de la exageración carnal, solamente sobreviene del pesado tributo de dolor y de los fuertes aguijones de laaflicción
Toda ascensión exige la colaboración del sacrificio y de las renuncias. La visión de los amplios horizontes coloridos, solamente es lograda después de la victoria sobre las caídas sombrías y los caminos tortuosos.
El fatalismo de la vida es para el bien y el destino es para la felicidad. Conseguirlos al impulso del amor o conquistarlos con sufrimiento, son las únicas opciones que tendráque escoger.
Los Espíritus fuertes son los que procuran conquistar lo bello y liberarse de los vicios, marchando al frente, con frenesí, despertando al mismo tiempo a los que yacen rezagados que están bajo el influjo de la ilusión y encadenados a los placeres seductores y venenosos.
Todos tenemos un día que haber conquistado el amor. El deber del buen cristiano es extender hasta el infinito sucielo para que los que sufren  en la vida, encuentren la paz y la esperanza.
Todos  los seres humanos  tienen el auxilio paternal de Dios, las Entidades Benefactoras, se encargan de auxiliar a los alineados  en ambos planos de la vida, participan de las ocupaciones  en la caridad fraternal, llenos de amor  y profundo respeto hacia las víctimas,   cuidándose de no censurarlas, ya que comprenden que el cuerpo es efecto y no causa de la vida, y en él se establecen las bases de la elevación; cuando los seres tomen conciencia de que la cuna  es la puerta que se  abre   para el cuerpo como el sepulcro es el que la cierra, sin que nadie entre o salga de la vida; cuando se establezcan metas que traspasen los limites de una breve existencia corporal, será diferente la actitud que habrá deasumirse ante las situaciones  y circunstancias de lo cotidiano.
Solamente la visión de la Reencarnación, proporciona mediante una perfecta integración del Espíritu, el proceso de ascensión.
No olvidemos que el bien posee un lenguaje universal en los diccionarios de Dios, que producen valores que pueden ser utilizados en todas partes, merced a los cambios divinos.
Es muy diáfana la línea divisoria...
tracking img