Poesias

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 42 (10445 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
El Idilio de los VolcanesEl Ixtlacíhuatl traza la figura yacente
de una mujer dormida bajo el Sol.
El Popocatépetl flamea en los siglos
como una apocalíptica visión;
y estos dos volcanes solemnes
tienen una historia de amor,
digna de ser cantada en las compilaciones
de una extraordinaria canción.Ixtacíhuatl --hace miles de años--
fue la princesa más parecida a una flor,
que en la tribude los viejos caciques
del más gentil capitán se enamoró.
El padre augustamente abrio los labios
y díjole al capitán seductor
que si tornaba un día con la cabeza
del cacique enemigo clavada en su lanzón,
encontraría preparados, a un tiempo mismo,
el festín de su triumfo y el lecho de su amor.Y Popocatépetl fuése a la guerra
con esta esperanza en el corazón:
domó las rebeldías de las selvasobstinadas,
el motín de los riscos contra su paso vencedor,
la osadía despeñada de los torrentes,
la acechanza de los pantanos en traición;
y contra cientos y cientos de soldados,
por años gallardamente combatió.Al fin tornó a a tribu (y la cabeza
del cacique enemigo sangraba en su lanzón).
Halló el festín del triunfo preparado,
pero no así el lecho de su amor;
en vez de lecho encontróel túmulo
en que su novia, dormida bajo el Sol,
esperaba en su frente el beso póstumo
de la boca que nunca en la vida besó.Y Popocatépetl quebró en sus rodillas
el haz de flechas; y, en una solo voz,
conjuró la sombra de sus antepasados
contra la crueldad de su impasible Dios.
Era la vida suya, muy suya,
porque contra la muerte ganó:
tenía el triunfo, la riqueza, el poderío,
pero no teníael amor...Entonces hizo que veintemil esclavos
alzaran un gran túmulo ante el Sol
amontonó diez cumbres
en una escalinata como alucinación;
tomó en sus brazos a la mujer amada,
y el mismo sobre el túmulo la colocó;
luego, encendió una antorcha, y, para siempre,
quedóse en pie alumbrando el sarcófago de su dolor.Duerme en paz, Ixtacíhuatl nunca los tiempos
borrarán los perfiles de tuexpresión.
Vela en paz. Popocatépetl: nunca los huracanes
apagarán tu antorcha, eterna como el amor... |

(Doce poesías a México)
Primera edición cibernética, junio del 2008
Captura y diseño, Chantal López y Omar Cortés

Haz click aquí si deseas acceder al catálogo de la Biblioteca Virtual Antorcha

ÍNDICE

Presentación de Omar Cortés.
Credo, de Ricardo López Méndez.
Suave patria, deRamón López Velarde.
México, de Manuel Carpio.
La raza de bronce, de Amado Nervo.
El idilio de los volcanes, de José Santos Chocano.
La leyenda de los volcanes, de Rafael López.
A Santiago Tlaltelolco, de Francisco Ortíz.
Aguilas y estrellas, de Marcelino Dávalos.
La bestia de oro, de Rafael López.
Los caballos de los conquistadores, de José Santos Chocano.
Dieciseis de septiembre, de AndresQuintana Roo.
El giro, de Ramón López Velarde.

PRESENTACIÓN

Nací de una raza triste
de un país sin unidad
ni ideal ni patriotismo;
mi optimismo
es tan sólo voluntad.
Obstinación en querer,
con todos mis anhelares,
un México que ha de ser,
a pesar de los pesares,
y que yo ya no he de ver ...
En estos versos de la poesía Mi México del, en su momento, afamadísimo poeta Amado Nervo, sesintetiza claramente la percepción del amor a lo que se siente propio, con lo que uno se piensa identificado, a lo que se considera pertenencia. Y estos versos, sin duda, resultan un excelente marco para presentar la breve recopilación de poesías a México, que hemos intitulado Más barato por docena.
Al escoger estas doce poesías tuvimos muy en cuenta los recuerdos de nuestra infancia y juventud.Así, por ejemplo, el Credo de Ricardo López Méndez, ocupó primerisimo lugar puesto que de inmediato aflora de nuestros recuerdos la auditiva imagen de algún domingo de nuestra infancia-adolescencia, cuando en la casa de nuestra abuela paterna escuchabamos La hora nacional en la cual, a guisa de presentación resonaba, a veces, la potente voz del declamador con ese:
México, creo en tí,
como el...
tracking img