Presunción de inocencia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 19 (4738 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
PRINCIPIO DE INOCENCIA EN EL PROCESO PENAL ACUSATORIO.

INDICE

INTRODUCCIÓN

1. ORIGEN HISTÓRICO DEL PRINCIPIO

2. PRESUENCIÓN DE INOCENCIA EN LOS TRATADOS INTERNACIONALES SUSCRITOS POR MÉXICO

3. EL PRINCIPIO DE INOCENCIA EN LA REFORMA CONSTITUCIONAL DE JUNIO DE 2008

4. UN ACERCAMIENTO A LAS CORRIENTES JURÍDICAS DEL DERECHO:
I. IUSNATURALISMO
II. IUSPOSITIVISMO
III. IUSREALISMO5. OTRA FORMA DE VER Y EXPLICAR EL DERECHO
I. GARANTISMO

CONCLUSIÓN.

INTRODUCCIÓN

La "presunción de inocencia”, que consiste en el estado jurídico de inocencia, es uno de los elementos esenciales que integran el garantismo procesal. Esta condición de derecho de la persona frente al ius puniendi del Estado había sido relegada en nuestro sistema jurídico, sin embargo con la reformaconstitucional de junio de 2008, se elevó a la categoría de garantía constitucional.

En el presente trabajo se analizará el estado jurídico de inocencia en forma sistémica, siguiendo el tratamiento que se le ha dado al principio del mismo nombre desde los grandes pensadores liberales y las diversas convenciones internacionales que han plasmado ese principio y la adecuación para el caso mexicanopara finalmente tratar de vincularlo con las corrientes jurídicas filosóficas más sobre salientes hasta nuestros días.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación después de 85 años de que se expidieron en la Constitución Federal 1917 las llamadas garantías constitucionales en materia penal en los artículos del 13 al 23, no había reconocido el principio de presunción de inocencia sino fue hasta elaño de 2002 en la que el Pleno del Máximo Tribunal reconoce que se encuentra implícito en diversos artículos constitucionales.
No obstante que dicho principio de presunción de inocencia formaba parte derecho vigente en nuestro país desde 1981, al ser parte de los tratados internacionales firmados y ratificados por el Estado mexicano y así corroborado por la interpretación que hizo la SupremaCorte de Justicia de la Nación al ubicarlos jerárquicamente por encima de las leyes federales y en un segundo plano respecto de la constitución federal y por ende era de aplicación obligatoria y vincule a todos los órganos del Estado, por ser parte del Derecho Fundamental.
Sin embargo, se evidenciará que nos basta la reforma Constitucional de 2008 sea de corte adversarial y garantista y que intentellevar a México a un estado de derecho pleno en materia penal, tratando de adoptar el modelo garantista como modelo parámetro de racionalidad, de justicia y de legalidad de la intervención punitiva, cuando en las prácticas policiales, administrativas y judiciales se encuentra ampliamente desatendido.

En este orden de ideas para el caso del estado mexicano deberá superarse por los aplicadoresdel sistema penal, la concepción de ver, entender, interpretar y aplicar el derecho como una exacerbación del iuspositivimos en su visión kenseniana. Así y sólo así se evitará que la reforma quede en letra muerte.

Aquí en donde radica el gran reto para todos los aplicadores del nuevo sistema, pues de nada servirá que la reforma constitucional haya sido las más completa y progresista de losúltimos cincuenta años al pretendiendo apartarse de la visión iuspotisivisas kelseniana, pues maximiza derechos fundamentales durante toda la secuela del procedimiento si no podrá superarse la desvinculación de que nos habla Ferrajoli entre la normatividad del modelo en el nivel constitucional y su ausencia de efectividad en los niveles inferiores, corriendo el riesgo de hacer de aquel una simplefachada.

1. ORIGEN HISTÓRICO DEL PRINCIPIO
Si bien podemos encontrar antecedentes del principio de inocencia en el derecho romano, especialmente influido por el Cristianismo, este se vio invertido por las prácticas inquisitivas de la baja Edad Media. Así, es solo en la Edad Moderna que autores como Hobbes, Montesquieu y Beccaria, por nombrar algunos, reafirman este principio.

En el siglo XVIII...
tracking img