Principio de la primacia de la realidad sobre lo formal

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2666 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 17 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL PRINCIPIO DE PRIMACÍA DE LA REALIDAD SOBRE
LAS FORMAS JURÍDICAS EN MATERIA LABORAL.
[pic]
En 1995, mediante el Informe III (Parte 4B), CIT 1995, 82.ª reunión, párrafo 56, la Comisión de Expertos en Aplicación de Convenios y Recomendaciones, de la OIT, advirtió la tendencia internacional generalizada a encubrir las relaciones de trabajo con el aspecto de una relación de naturaleza jurídicadiferente, ya sea civil, comercial o cualquier otra. El encubrimiento de la relación de trabajo no es otra cosa que la creación de una apariencia distinta de la que en verdad aquella tiene y puede versar sobre sus diversos elementos, pero en cualquier caso está destinada a anular o a atenuar la protección legal. Supone, por tanto, una acción que pretende ocultar o deformar la relación de trabajo,tras el ropaje de otra figura jurídica donde el trabajador tenga menor protección legal. Esta tendencia generalizada dio como resultado la existencia de situaciones de empleo objetivamente ambiguas así como el aparecimiento de serios problemas sociales por la no aplicación de la protección formalmente reconocida para los trabajadores quienes vieron vulnerados sus derechos. Sin embargo de ello, elanálisis minucioso de estas situaciones determinó el aparecimiento del denominado principio de primacía de la realidad sobre las formas jurídicas, el cual ha sido elevado al rango constitucional en la legislación colombiana (Art. 53).
El principio de primacía de la realidad implica que “la existencia de la relación de trabajo depende de la reunión de condiciones objetivas, es decir, de la formacomo trabajador y empleador hayan establecido sus posiciones respectivas, sus derechos y obligaciones, así como las prestaciones efectivas que se deben, y no de la calificación que uno de ellos o ambos den a esa relación. El contrato de trabajo existe, entonces, no por el acuerdo abstracto de voluntades sino por la realidad de la prestación de servicios porque el hecho mismo del trabajo y no talacuerdo de voluntades es lo que determina su existencia.” Este principio establece, según el Dr. José Gregorio Hernández, un reconocimiento a la desigualdad existente entre trabajadores y empleadores, así como a la necesidad de garantizar los derechos de aquellos, sin que puedan verse afectados o desmejorados en sus condiciones por las simples formalidades. Y si la realidad demuestra que quien ejerceuna profesión liberal o desarrolla un contrato aparentemente civil o comercial, lo hace bajo el sometimiento de una subordinación o dependencia con respecto a la persona natural o jurídica hacia la cual se presta el servicio, se configura la existencia de una evidente relación laboral, resultando por consiguiente inequitativo y discriminatorio que quien ante dicha situación ostente la calidad detrabajador, tenga que ser este quien deba demostrar la subordinación jurídica.
La Corte Constitucional de Colombia, en Fallo C-665 del 12 de noviembre de 1998, ha reconocido que un profesional puede estar amparado por la legislación de trabajo y las consecuencias jurídicas que tal relación implica, manifestando para el efecto que "...la Carta Política establece en cabeza de todos lostrabajadores, sin discriminación alguna, una especial protección del Estado, y les garantiza el ejercicio pleno y efectivo de un trabajo en condiciones dignas y justas, así como un trato igual. Por lo tanto, cuando a un reducido sector de trabajadores que prestan sus servicios personales remunerados en forma habitual, en desarrollo de un contrato civil o comercial, y pretenden alegar la subordinaciónjurídica, al trasladársele la carga de la prueba de la subordinación, se produce ciertamente, dentro del criterio de la prevalencia de la realidad sobre la forma, una discriminación en relación con el resto de los trabajadores, colocando a aquellos, en una situación más desfavorable frente al empleador, no obstante que la Constitución exige para todos un trato igual. Cabe advertir que conforme lo...
tracking img