Procesos de comunicacion

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1005 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL VIEJO Y EL MAR
Se desarrolla en la habana, cuba y trata sobre un viejo llamado Santiago, el vivía solo ya hacía muchos años dado el caso que enviudo tiempo atrás. Santiago no tenía mucha suerte en su pesca, y en el pueblo era conocido como el viejo, ya que por su avanzada edad el ya no era tan exitoso en su pesca como en sus tiempos de joven.
Al lado de él se encontraba un niño llamadomanolo que había hecho pescador desde muy joven. Su seguidilla de fracasos de Santiago ya alcanzaba los 84 días y era tan mala su reputación que los padres de manolo le prohibieron seguir pescando con él, al pasar el tiempo (40 días) sin frutos con el viejo, manolo se encontró siempre con Santiago a pesar de sus ordenes, aunque solo trayéndole alimentos y apoyo moral manolo estaba embarcado conotros pescadores con mayor suerte. El lazo existente entre ellos dos era muy grande y muy fuerte dado que se acordaban de aventuras exitosas de pesca en el pasado como la primera vez que fueron a pescar cuando manolo solo tenía 5 años de edad.
El día 85 llego, Santiago pensó en su mala suerte y decidió que tenía que terminar y aunque manolo quería viajar con él ni los padres ni el viejo se lopermitían. Al instante Santiago se lanza a la mar desde temprano como siempre, cansado y con hambre él no se encontraba con las fuerzas suficientes como en sus mejores tiempos (salió con la intención de encontrar mejor suerte), para su desdicha encontrarse con el resto de los pescadores que salían con mejor racha.
Ya en la mar preparando su carnada empezaba a hablar solo dado que desde muy pequeño nose encontraba acompañado y al no tener compañía estaba convencido de que nadie le importaría el hablar solo. Al medio día un pez pico la carnada se levanto y tomo el hilo para esperar el momento oportuno de la captura de su afamado pez, teniendo una paciencia de pescador experimentado jalo el hilo para admirar su primer pez después de esos desdichados 84 días.
Era un pez espada el más grande quehabía visto en toda su carrera de pescador, se sentía orgulloso de él pero era tan grande que ni él lo podía controlar, pero Santiago nunca se rindió y uso toda esa fuerza que tenia para domar al poderoso pez que termino llevándose el bote cada vez mas lejos de la costa y perdiéndolo en medio de la nada.
Caería la noche y sus tormentosos recuerdos lo acompañaban en el instante ocurrido, su mujer,sus pescas victoriosas pasadas, en el momento también manolo que sintió que debería de estar con él para ayudarle pero después desecho la idea. El miedo se apodero de él y dado el caso empezó a orar aunque él no era religioso, se dio cuenta de que una de sus manos estaba estropeada y aun así juro pelear con el furioso pez que no dejaba de ser testarudo.
Prometió curar su mano al regresar, derepente un ave llego a su bote estaba cansada y Santiago se dio cuenta fácilmente de su agotamiento y le dijo que podría descansar pero con la certeza de que el tenia que luchar contra su cansancio, y tan solo que se sentía Santiago comenzó a platicar con aquella ave que después de ofrecerle quedarse en su casa el ave se va volando hasta desaparecer del cielo sin que el viejo se de cuenta.
El pezdejo de observar a Santiago y entonces pudo concretar su tamaño y su belleza, era un pez espada enorme pero él estaba convencido de matarlo. La lucha continúa y continua durante tres días las cuales Santiago no dejo de soltar la cuerda y no durmió durante esas agotadoras noches y días las cuales también destrozaron sus manos y acalambraron durante un gran tiempo.
Su única comida fueron dos pecesque tuvo que comer crudos, y una sola botella de agua que saciaba su sed.
Pareciera que Santiago avía logrado su cometido pero no conto con la intervención de los tiburones que querían comerse su captura, lucho con ellos con su arpón, cuchillo y hasta con su caña del timón pero no pudo evitar que los tiburones se quedaran con su premio.
El pez era destazado y el viejo no podía defenderlo del...
tracking img