Proclama de miranda

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 16 (3772 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
PROCLAMA A, Colección Negociaciones, f. 55 Tomo 3.

Proclamación A A los pueblos del Continente Colombiano. (Alias Hispanoamerica) Amados y valerosos compatriotas. Estando encargado por vosotros a muchos años de solicitar los medios de establecer vuestra independencia, tenemos hoy la dulce satisfacción de anunciaros, que ha llegado ya el momento de vuestra emancipación y libertad. Esperamos quenuestros esfuerzos colmaran vuestros magnánimos deseos. Penetrados al fin estos generosos amigos de la justicia de nuestra causa, y cediendo a vuestra distancia, nos prestan sus socorros y ayuda para que establezcamos sobre base sólidas y sabiamente balanceadas un gobierno justo e independiente. Llegó el tiempo ya de echar a los bárbaros que nos oprimen, y de romper el cetro de un gobiernoultramarino. Acordaos de que sois los descendientes de aquellos ilustres indios, que no queriendo sobrevivir a la esclavitud de su patria, prefirieron una muerte gloriosa a una vida deshonrosa. Estos ilustres guerreros, presintiendo la desgracia de su posteridad, quisieron más bien morir bajo los muros de México, de Cuzco, o de Bogotá, que arrastrar las cadenas de la opresión o muriendo víctimas de lalibertad pública. Vosotros vais a establecer sobre la ruina de un gobierno opresor, la independencia de vuestra patria. Más en una empresa de tanta importancia, en una empresa, que va a cambiar el estado de vuestra situación; es de vuestra obligación hacer conocer al universo entero, los motivos que os determinarán, y probar de una manera irrepagable, que no es el odio, o la ingratitud, sino la vozde la justicia, y el sentimiento de vuestra propia conservación, que os impelen a este esfuerzo memorable. Lejos de rehusar la más amplia discusión sobre este asunto estáis interesados en solicitarla. Efectivamente ¿Cuál es el título sobre que su majestad católica funda exclusivamente, su deseo de posesión a estos dominios?. Abramos la Historia General de las Indias Occidentales de AntonioHerrera, y hallaremos en ella aquel famosísimo manifiesto hecho por su majestad católica en 1510 contra los pueblos de América. Manifiesto que sirve al mismo tiempo de poderes y de instrucciones a todos los gobernadores y oficiales civiles y militares de las Indias, allí se halla el pasaje siguiente. “Uno de los pontífices pasados que he dicho, como señor del mundo hizo donación de estas islas y tierrasfirmes del mar Océano, a los católicos reyes de Castilla........ Así que, su majestad el rey y señor de estas islas y tierras firmes por virtud de la dicha donación etc.” El mismo historiador, hablando en otro lugar de la soberanía de la España a las Indias occidentales, y temiendo sin duda que se las ostenten, y declara, que ella la ha adquirido en virtud de una concesión hecha por el papa, ensu cualidad de vicario de Jesucristo.

De manera que su majestad católica no tiene otro título para invocar que establecer su derecho de posesión, que una bula papal. A la verdad, este título es tan absurdo y tan ridículo, que sería perder tiempo inútilmente el detenerse en refutarlo. Otras naciones tales que los franceses, los ingleses, y los holandeses, mucho antes que nosotros, y en más deuna ocasión han hecho ver al mundo cómo debía responderse a tan extrañas donaciones. A este propósito, aquellos dos caciques del Darién, guiados únicamente por la impulsión de la ley natural, tenían gran razón en decir que, “dar, pedir, y recibir los bienes de otros, eran otros tantos actos de demencia; y que siendo ellos mismos señores del país, nada tenían que hacer con un señor extranjero.”. Talvez los defensores de la corona de España alegarán como un título legítimo, el derecho de conquista. Pero antes de examinar si en las circunstancias particular que nos ocupan, el derecho de conquista puede ser invocado por su majestad católica, es menester observar que en el caso de afirmativa, esta invocación sería tardía, puesto que la corte de Madrid, cuando la ocupación de las islas y las...
tracking img