Prologo pequeño cuento de hadas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (444 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
La joven escritora suspira en la ventana... ¿cuando llegara mi príncipe azul?... ¡quiero un príncipe azul como en los cuentos de castillos y hadas!...se recordaba así misma cuando de niña, jugandocon sus muñecas soñaba que un día, un valeroso caballero vendría a rescatarla del castillo encantado...
Vuelve a la realidad...su cuarto de alquiler: una cama, libros y cajas (con libros)...una mesa,con varias hojas escritas a la mitad...y una gran desesperanza encajada entre pecho y espalda que le hace respirar con dificultad...lo piensa, es imposible no pensarlo...lo recuerda: él le decíapalabras de amor, y ella tontamente le creía...luego, con el corazón destrozado debía comenzar de nuevo y pensar que había sido una experiencia más de vida, pues así actúa la gente madura y sensata...elladebía hacerlo así también.
Con el tiempo llegaba alguien más, y sentía de nuevo cosquilleos en el estomago, rubor en las mejillas, palpitar acelerado del corazón, y todas sus alegrías y esperanzas sedepositaban en este nuevo personaje: ¡Es él! pensaba sé que es el, lo puedo sentir, lo veo en sus ojos cuando me dice que me ama...
Pero sucedía, una y otra vez... sucedía y quedaba con el corazóndestrozado y con una marca cada vez más honda en su ser...¿pero, quien te crees que eres?...se decía así misma, tratando de convencerse ¿es que en verdad piensas que llegara tu verdadero amor?... ¡Porfavor estamos en el siglo 21!, ya no más de cuentos de princesas y caballeros...¡ya no más! ...poniéndose las manos en el rostro y decepcionada, se tira a la cama a llorar...llorar por su vida: porquede niña ansiaba ser grande y quería hacer sus sueños realidad, porque ahora deseaba o más bien, necesitaba ser pequeña de nuevo y volver la realidad un simple sueño...llorar por ese melancólico y fríocuarto, en el que vivía, sumida entre hojas llenas de historias fantásticas y finales felices que contaba anhelando le sucedieran a ella, llorar plenamente por sentir que dentro de sí aun existía...
tracking img