Psicologia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 24 (5996 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 18 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
TRATAMIENTO PSICOLÓGICO DEL DOLOR CRÓNICO
Miguel A. Vallejo

Miguel A. Vallejo Pareja es Profesor Titu-lar del Departamento de la Personalidad, Evaluación y Tratamiento Psicológico en la Universidad Nacional de Educación a Distancia (Juan del Rosal, 10, 28040-Madrid).
Introducción
El psicólogo ha estado pre-sente en el estudio y tratamien-to del dolor desde sus inicios. Diversos factoreshan contri-buido a este hecho. Por un lado el que la consideración del dolor crónico como un problema clínico sea relativamente reciente. En efecto, la aten-ción al dolor como problema en sí, más allá de su valor diagnóstico para un sin número de enfermedades, se remonta a los años 70. Esto supone conjugar un desarrollo óptimo del abordaje psicológico establecido en otros ámbitos, con lanecesidad de construir una nueva especialidad, ámbito de conocimiento y de intervención singularmente complejo. La psicología viene a cooperar con la medicina, la anestesiología y neuro-logía principalmente, para contribuir a explicar e intervenir sobre los efectos perceptivos singulares del dolor y su impacto psicosocial.
La existencia de tratamientos bien establecidos en otros ámbitos de laintervención en psicología clínica: técnicas de control de la actividad fisiológica (relajación y biofeedback, principalmente); procedimientos basados en el control de contingencias y técnicas cognitivo-conductuales de adquisición de habilidades de afrontamiento, en espe-cial la inoculación de estrés, permitió ofrecer alternativas adecuadas para integrar en tratamientos multidisciplinares, característicaésta que se impone desde los primeros momentos en el tratamiento del dolor crónico.
Desde el punto de vista médico esta ayuda psicológica es bien reci-bida. El paciente de dolor crónico no es una persona con problemas psicológicos (psicopatológicos en sí), sino que dichos problemas suelen acontecer como consecuencia de padecer un síndrome de dolor crónico.
Boletín de Psicología, No. 84, Julio2005, 41-58
41 Boletín de Psicología, No. 84, Julio 2005 42
En el campo de los denominados trastornos psicofisiológicos, medicina conductual o, más tarde, psicología de la salud, el tratamiento del dolor crónico es pionero. Es por este motivo, entre otros, por el que el trata-miento psicológico se imponga al tratamiento psiquiátrico. Se trata de ayudar (apoyar) a una persona “normal” a sobrellevaro adaptarse al padecimiento de un problema médico impuesto. Es un trabajo esencial-mente psicológico, no psiquiátrico. A ello hay que añadir el uso de psico-fármacos que a dosis analgésicas utiliza el médico que trata el dolor crónico (véase el caso de los antidepresivos tricíclicos).
El tratamiento psicológico del dolor crónico se justifica, por tanto, porque el impacto que el padecimiento deun síndrome de dolor tiene sobre la persona y su entorno social, puede contribuir a su agravamiento e incapacitar aún más a quien lo padece. Esta tarea específicamente psicológica es compleja, al menos en su planteamiento, habida cuenta de que afecta de forma completa a la persona y su entorno: muchas variables a considerar y, posiblemente, programas de tratamiento multi-componente a utilizar.Esta óptica, la del tratamiento psicológico como apoyo, es específica de lo que podríamos denominar facilitación de estrategias de afronta-miento del dolor que es específicamente abordada en otro artículo de este monográfico. Es el tipo de tratamiento psicológico más adecuado cuando se trata de un problema crónico, para el que desgraciadamente no puede hablarse de curación, sino de afrontamiento oadaptación y convivencia a él.
Este aspecto, el de la imposibilidad de curación, es difícilmente aceptado por el paciente e, incluso, por el personal sanitario. Es lógico que el paciente se resista a asumir que una determinada dolencia le va a acompañar siempre y que sólo puede aprender a “convivir” del mejor modo con ella, sin embargo esa es la realidad de muchos síndromes de dolor crónico,...
tracking img