Psicologia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (274 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Lima, 14 de mayo del 2010

Querido cariñoso:

Ya hace un año conocí a Milton Montana. Al principio sólo era un amigo genial con quien tenía hartoen común, pero poco a poco empezamos a tener relaciones íntimas y al final me termine enamorando de él. Esto debido a que empecé a ver detalles en élque me hacían pensar que quizá había visto algo en mí… como cocinar una noche entera carapulcra con yuca para que yo pudiera probarlo o quedarsehasta tarde charlando conmigo para escuchar mi voz. Era increíble que alguien hiciera esas cosas por mí, tan dedicado, tan dulce. Nuestras tardes eranrisas y felicidad. Entonces me enamoré de él y no aguantaba más en saber si era correspondida. Se lo dije y me dijo que sí, que sí era correspondidaentonces empezamos a quedar más a menudo, pero igual cada uno hacia su vida y era libre de hacer lo que quisiera,

Empecé a sentir celos porque sé quese ve con otras chicas, que está en su derecho pues es nuestro acuerdo, pero creí que podía enamorarse de otras chicas, pensando en eso me puse allorar. Hablamos por el meseenger porque no podía disimular más. Al final me ha dicho que hará lo que yo quiera para no perderme, y ahí está el problemapues yo no quiero cortarle las alas y que empiece una relación conmigo de obligado, quiero que nazca de él y me lo pida. Pero ¡No me lo aguanto más!Últimamente ando como una zombie por la vida, pensando en ese amor tormentoso… ¡que hago, cariñoso!, ¡qué hago!, ¡QUÉ HAGO!...

Zombie Chuchumeca

tracking img