Qwe qwe mujuti

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2875 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
qCapítulo 1: LLEGADA – EL NUEVO – EL DESPERTAR
142fc496eac1104b24ae30fdcb1cffa1.13554538967
Cané tuvo que entrar en el Colegio Nacional tres meses después de la muerte del padre, más precisamente cuando terminaron los funerales. Pidió entrar antes porque no soportaba la tristeza y el llanto permanente de su madre, y el duelo.
El Colegio acababa de fundarse bajo la presidencia de Mitre, sobreel antiguo seminario, y a pesar de que se perfiló como un colegio de avanzada, el primero de Ameríca Latina, fue más tarde en que logro su mejor momento, bajo la dirección de Amadeo Jacques. Anteriormente lo dirigió el Dr. Agüero, con el cual Cané no estaba de acuerdo en cuanto a la ideología (recordar que Cané pertenece a una generación que amaba el liberalismo francés, y a esta escuela depensamiento pertenecía Jacques, que había nacido en Francia, había llegado a la Argentina, y luego de estar exiliado en Montevideo, había sido llamado para dirigir el Colegio Nacional).
Los primeros tiempos fueron duros para Cané, porque le pesaba el encierro, tanto que llama al Colegio como “prisión” y añoraba sus días de libertad, de despertarse más tarde, la comida de su casa.
Sin embargo, en lamisma oración también llama “nido” al Colegio, es decir, un lugar desde el cual comenzó a crecer y que lo albergó.
Dice que hubo dos cosas que no pudo superar: el despertar y la comida.
El despertar era mediante la campana que tocaba el portero a las cinco de la mañana en verano y a las seis en invierno, y aunque muchas veces se subieron a la parra y a la reja y le cortaron la cuerda, eso noimpidió que los despertaran a esa hora, por dos razones: estaban muy cerca del Cabildo y además porque el portero tenía un reloj que funcionaba bien, entonces entraba con una campana de mano que hacía sonar en el oído de sus enemigos, entre los que estaba Cané.-
Luego de despertarse, se formaban en fila en el claustro largo y glacial (helado) y rezaban un padrenuestro y después iban a lavarse. Elportero los despertaba y el celador los hacía formar.
También cuenta otro recurso que inventó para no levantarse: lo había visto en la plaza, debajo de los ejes de una carreta colgaba un pedazo de cuero con un niño dormido adentro, entre la carreta y el suelo. Hizo lo mismo en su cama con una manta: la ató por debajo del colchón a las cuatro puntas de la cama y cuando fue la hora de despertar, sedeslizó hasta allí y tapó el invento con la colcha. Pero cinco días después todos hicieron lo mismo y cuando llegó el celador no había nadie en las camas ni formado. El celador fue a la cama de Cané y lo descubrió.

Capítulo dos: LA COMIDA
Mientras comían en silencio, otro alumno leía la vida de un santo o de un héroe de la historia argentina, y los grandes eran los que servían. Menciona aEyzaguirre, que servía, al que vuelve a mencionar varias veces.
El primer plato era un caldo incoloro, siempre igual, en el que flotaban algunos pálidos fideos, de los que le tocaron tres en total en un mes.
Después un sábalo (pescado) que no era fresco, después carnero (no cordero sino carne dura de animal viejo) cortado en pedazos y nadando en un líquido amarronado, y después un asado de tira queestaba recubierto por una capa de venas imposible de morder.
De postre, arroz con leche (dice que era sólido y que si daban vuelta la fuente se caía al pso sin dispersarse, guardando la forma del recipiente) u orejones de color marrón, crujientes y duros, nada que ver con los orejones que todo el mundo conoce que son naranjas y suaves.
Después de comer iban a hacer gimnasia (hacían la digestión, diceCané).

Capitulo 3: LAS NOVELAS
Cuenta que estaba muy triste y le rogaba a la madre que lo sacara, pero ella solo lo miraba llorando. Una noche de casualidad encontró una novela, Los Tres Mosqueteros, del escritor francés Alejandro Dumas, y eso fue su salvación, porque a partir de allí se convirtió en un lector incansable de novelas de autores franceses, llegando a quedarse despierto hasta...
tracking img