Recensión a la obra “soliloquios” san agustín de hipona

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 18 (4355 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 31 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Recensión a la obra “SOLILOQUIOS” San Agustín de Hipona

A través de esta obra, Soliloquios (386-387), San Agustín de Hipona nos conduce a la búsqueda de Dios a través de la verdad: la interioridad como camino de búsqueda. Agustín nos formula su propia experiencia de conversión. Para él, Dios se sitúa en el alma, lugar donde se revela. Por lo tanto, el camino de búsqueda de Dios es un camino debúsqueda del alma que significa replegarse sobre sí mismo. Así se hace evidente que, el hombre que no se busca a sí mismo, no puede encontrar a Dios porque es la misma estructura del hombre interior la que lo posibilita; el hombre, hecho a imagen de Dios, puede buscarle, amarle y conocerle.
Agustín redacta Soliloquios en la villa de Casiciaco, tenía 33 años “Ya tengo treinta y tres años, yhace unos catorce que dejé de desearlas”(I Sol. 17). Acababa de convertirse al cristianismo después de haber vivido una vida licenciosa y volcada a la búsqueda del placer corporal. Allí se dedicó al estudio y a la formación de un grupo de alumnos. Compartía la vida con algunos familiares y amigos, entre ellos Alipio (el cual se nombra en esta obra), su amigo íntimo.
A través de dos libros y untotal de 36 capítulos, Agustín mantiene una constante en toda su obra: el intento de alcanzar el conocimiento de la Verdad suprema. El hombre entra en diálogo consigo el conocimiento de Dios y de sí mismo, en definitiva, establece una investigación metódica sobre sí mismo y su propio bien. Este conocimiento se hace entorno a un argumento principal y fundamental: la demostración de la inmortalidad delalma humana. Los dos objetivos fundamentales quedan perfectamente enmarcados: conocer a Dios y al alma “R. -¿Qué quieres, pues, saber?... A. – Deseo conocer a Dios y al alma. R.- ¿Nada más? A.- Nada más.” (I Sol. 7). Este doble conocimiento lo fundamenta Agustín en la razón: el sujeto que conoce, porque es el alma la que posee esta facultad. El alma aprenderá que si algo quiere saber de símisma, sólo lo conseguirá si conoce a Dios ya que es Él, el que ilumina este camino de conocimiento. Será por tanto la razón la mediadora entre el alma y Dios. Agustín llega así, a su conclusión final: todo conocimiento se origina desde el conocimiento básico y fundamental que se tiene de Dios y, para llegar a Él es necesario el conocimiento del alma.
Para emprender esta búsqueda, Agustín imagina unarazón que habla. El libro se consolida a través de un diálogo al estilo platónico entre la razón y la fe: entre el corazón de San Agustín que recién convertido busca y quiere conocer para llegar a “ver”, y la razón, que es la que le guía preguntando y poniendo a prueba para obtener conclusiones. La Razón pregunta y Agustín da las respuestas. Sus formas, elementos y argumentos están tambiénclaramente influenciados por Platón y el neoplatonismo -como iré marcando en la propia recensión- y modificados por la inspiración cristiana.
El diálogo lo inicia con una oración a Dios (I Sol. 2-6) trascribiéndola tal y como se lo aconseja la Razón. Comienza con una aclamación de Dios, alabanza que hace a través de la exaltación de su ser: Creador de todas las cosas, reconoce que es Padre de laVerdad porque es el Padre de la luz inteligible que ilumina el camino de búsqueda que nos enseña a llegar hasta Él. Dios Sabiduría, vida, felicidad, lo bueno que nos conduce al bien y lo bello. Continúa invocando al Dios único, eterna y verdadera sustancia, desde el que llegan a nosotros todos los bienes. Recordando quizá, el alejamiento que durante un tiempo tuvo de Dios, invoca desesperadamente suayuda. Finaliza esta oración con la petición desesperada de que le vuelva a recibir porque sabe que es el único camino pero, a la vez entiende, que sólo en un estado de pureza podrá poseerlo y conocerlo.
Agustín ya se encuentra preparado para alcanzar lo que desea ayudado por la Razón y le responde firmemente que quiere conocer a Dios y al alma, aunque no sabe exactamente el grado de sabiduría...
tracking img