Recortes de literatura

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1808 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Los progres y los pseudo derechos

"A los progresistas les encanta hablar de tal o cual derecho humano, como el derecho a la sanidad, la comida o la vivienda. Ese uso del término "derecho" se hace con segundas intenciones. Un derecho, como el derecho a la libertad de expresión, no impone ninguna obligación a otros, aparte de la de no interferir. El presunto derecho a la sanidad, la comida o lavivienda, ya se los pueda permitir una persona o no, es algo completamente diferente, porque impone obligaciones a otros.

Si una persona tiene derecho a algo que no produjo, eso implica necesariamente que otra persona no tiene derecho a algo que sí produjo. Eso se debe a que, puesto que no existen ni Santa Claus ni el ratoncito Pérez, el Gobierno necesita, para darle un dólar a unnorteamericano, intimidar, amenazar y coaccionar para confiscarle ese dólar a otro. Me encantaría escuchar la defensa en términos morales de coger lo que pertenece a una persona para dárselo a otra. Hay personas que necesitan ayuda. La caridad es una de las motivaciones humanas más nobles. El acto de echar mano al bolsillo de uno para ayudar al prójimo que lo necesita es digno de valor y elogio. Pero echarmano al bolsillo de otro es despreciable y digno de condena."

"Amiguiños, pero a vaquiña polo que vale"

Anxel Vence, en La Opinión, como casi siempre, bordándolo:
"También el reparto de alcaldes y concejales, como el de las vacas en la feria, ha de hacerse ahora a la luz pública y bajo el control sanitario de los votantes. Eso en la teoría, claro está.
Puede que en la práctica las cosassean distintas. Una vez depositado el voto, el ciudadano ha de limitarse en realidad a ser un mero espectador de los tratos que los partidos administradores de su papeleta cerrarán durante las próximas semanas. Y en ningún reglamento electoral está escrito que estos deban consultarle si los acuerdos le parecen bien o no.

Además de técnicamente imposible, eso sería políticamente pocoaconsejable. Téngase en cuenta que no sólo se están negociando alcaldías, sino también golosas concejalías de Urbanismo con derecho a recalificación, buenos sueldos de dedicación exclusiva, presupuestos para la contratación de asesores y muchas otras gaitas que hay que afinar durante la transacción. La presencia del votante -que ya ha cumplido su papel- sería un verdadero incordio para el desarrollo de tancomplicado proceso.
Los cascarrabias de siempre volverán a argüir que los pactos -siempre oportunos- conviene hacerlos antes de que se celebre la subasta de votos, y no después. Para ello bastaría con habilitar un sistema de votación a dos vueltas, como el que en Francia ha favorecido la participación de nada menos que un 85% del censo, o bien un método directo y/o mayoritario de elecciónsimilar al que existe en otros países donde se recela menos de la capacidad intelectual del votante.
Respetuosos con la tradición autóctona, los partidos gallegos -y los españoles en general- prefieren seguir acogiéndose al espíritu de las antiguas ferias que se resume en la máxima: "Amiguiños, sí; pero a vaquiña polo que vale". Basta poner "alcaldía" o "concejalía de Urbanismo" donde antes se decía"vaquiña" para que la vieja usanza ganadera siga vigente en el moderno marketing de la política. Ya se ve que, a pesar de las apariencias, Galicia sigue siendo un país esencialmente conservador de sus tradiciones".

Contra Saramago

Articulazo de Pilar Rahola:
"¿Sirve el ejemplo de Saramago? Defendió a Stalin como libertador, estuvo a favor del Muro de Berlín, considera a Chávez y a Castrocomo referentes legítimos e, incluso, entró en las listas del PC portugués, el más jurásico de los partidos comunistas del mundo, si obviamos la excepción de Corea del Norte, que detenta el honor de ser el mayor dinosaurio. Sin embargo, Saramago vocifera contra los yankees, clama contra la maldad judía, disculpa al terrorismo islamista, repite los tópicos sudados de la corrección política, y las...
tracking img