1. En el principio existía la Palabra. La Palabra estaba junto a Dios y la Palabra era Dios.

Dios endiálogo
La novedad de la revelación bíblica consiste en que Dios se da a conocer en el diálogo que deseatener con nosotros. El Prólogo de Juan nos sitúa ante el hecho de que el Logos existe realmente desdesiempre y que, desde siempre, él mismo es Dios. el don absoluto. «Dios es amor»

Dios Padre, fuente yorigen de la Palabra
La economía de la revelación tiene su comienzo y origen en Dios Padre. Jesús,prosiguiendo hasta el último aliento de vida en la obediencia, invocó al Padre en la oscuridad de la muerte. Estaexperiencia de Jesús es indicativa de la situación del hombre que, después de haber escuchado yreconocido la Palabra de Dios, ha de enfrentarse también con su silencio. El silencio de Dios prolonga suspalabras precedentes. En esos momentos de oscuridad, habla en el misterio de su silencio.

La Palabra de Diosy el Espíritu Santo
La comunicación que Dios hace de sí mismo implica siempre la relación entre el Hijo [continua]

Leer Ensayo Completo

Cite este ensayo

APA

(2011, 03). Reflexión sobre el prólogo del evangelio de san juan a partir del documento verbum domini. BuenasTareas.com. Recuperado 03, 2011, de http://www.buenastareas.com/ensayos/Reflexi%C3%B3n-Sobre-El-Pr%C3%B3logo-Del-Evangelio/1724012.html

MLA

"Reflexión sobre el prólogo del evangelio de san juan a partir del documento verbum domini" BuenasTareas.com. 03 2011. 2011. 03 2011 <http://www.buenastareas.com/ensayos/Reflexi%C3%B3n-Sobre-El-Pr%C3%B3logo-Del-Evangelio/1724012.html>.

MLA 7

"Reflexión sobre el prólogo del evangelio de san juan a partir del documento verbum domini." BuenasTareas.com. BuenasTareas.com, 03 2011. Web. 03 2011. <http://www.buenastareas.com/ensayos/Reflexi%C3%B3n-Sobre-El-Pr%C3%B3logo-Del-Evangelio/1724012.html>.

CHICAGO

"Reflexión sobre el prólogo del evangelio de san juan a partir del documento verbum domini." BuenasTareas.com. 03, 2011. consultado el 03, 2011. http://www.buenastareas.com/ensayos/Reflexi%C3%B3n-Sobre-El-Pr%C3%B3logo-Del-Evangelio/1724012.html.