Reflexiones

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1682 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
 La esperanza muere al último
Alan era un buen hombre, buen amigo, esposo y padre. Todos los días se levantaba temprano para ir a trabajar. Una mañana sonó su reloj despertador como de costumbre a las 6:30 AM. Se levantó, preparó su almuerzo y salió de su casa. Al salir de su edificio, sintió un escalofrío y tuvo un mal presentimiento. Sin embargo, no le prestó atención pues se le hacía tardepara tomar el autobús. Cuando llegó a su oficina, vio que su secretaria estaba observando las noticias en el televisor. El reportero narraba consternado el tremendo desastre que había ocasionado un fuerte sismo en la colonia Las Granjas (lugar donde se encontraba la casa de Alan) hacía apenas 10 minutos.
Alan dijo para sí mismo: No puede ser, debe tratarse de un error, yo no sentí ningún movimientodurante el trayecto para acá. Tengo que ir a mi casa para asegurarme de que todos estén bien y así estar más tranquilo.
Rápidamente tomó un taxi, para llegar lo más pronto posible.
A dos cuadras de llegar a su domicilio una patrulla le impidió el paso al vehículo, diciendo que únicamente las unidades autorizadas podían pasar dado que se trataba de una zona de desastre. Alan bajó del auto a todaprisa y enseñando una credencial donde aparecía la dirección de su vivienda, le permitieron pasar. Cuando estaba a una calle de llegar, miró con horror que el edificio donde había vivido más de 18 años ya no estaba. Solamente quedaban escombros. Desconsolado, se puso de rodillas y comenzó a llorar. Preguntó a los paramédicos si existía la posibilidad de que hubiera sobrevivientes. Uno de ellos ledijo que sí, que estaban en las ambulancias. Alan revisó cada una de ellas, pero desafortunadamente no encontró a ningún miembro de su familia.
Luego de unos minutos, regresó al taxi y entonces el chofer le comentó: no pierda la fe amigo, la esperanza muere al último. Ya verá como encontraremos a sus seres queridos.
Ahí comenzó una búsqueda frenética en todos los hospitales y clínicas de laciudad. También fueron a la policía y hasta los servicios forenses. Así pasaron dos días buscando de arriba a abajo, por todos lados sin ningún resultado.
Como último recurso, se dirigieron al Hospital General, el cual se encontraba ubicado a más de 5 km de donde ocurrieron los hechos. Alan entró a la sección de urgencias y una enfermera le comentó que algunas víctimas del temblor se encontraban enel pabellón de observación y recuperación.
Al llegar ahí, vio como todas las camas del lugar estaban ocupadas principalmente por personas que tenían una o varias fracturas. Revisó meticulosamente una a una, esperando que en alguna de ellas estuviera su esposa o sus hijos.
De momento sus ojos se llenaron de dicha y alegría cuando observó que toda su familia se encontraba allí. Claro, presentabanalgunas lesiones, aunque nada de gravedad. Por un momento creí que no los volvería a ver con vida, no obstante, un amigo me dijo que la esperanza muere al último y vaya que tuvo razón. – Dijo sonriendo.

El amor no tiene límites
Conocí a Paloma cuando entré a la Universidad a estudiar la licenciatura en administración de empresas. Nos conocimos en el taller de producción. Era la muchacha másguapa, linda e inteligente de todo el colegio.
Comenzamos una relación de amistad, que con el tiempo se convirtió en amor. Ella fue mi primer y única novia, pues cuando ambos terminamos de estudiar nos casamos.
No teníamos un lugar donde vivir, ni contábamos con mucho dinero, pero teníamos lo más importante; el amor. Y es que como todos sabemos, el amor no tiene límites, si cuentas con él, todaslas demás cosas de la vida se resuelven fácilmente.
El día de nuestro primer aniversario pensamos celebrarlo yendo de vacaciones a la playa, ya que nunca tuvimos la posibilidad de disfrutar nuestra luna de miel. Paloma estaba fascinada con la idea, le encantaba el mar. Pero sobre todo, le gustaba nadar.
Llegamos a nuestro destino y era mucho mejor de cómo nos lo habíamos imaginado. El sol...
tracking img