Resumen borges

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2331 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Deutsches requiem:
Esta es la historia de Otto Dietrich que comienza a relatarla cuando va a ser fusilado por torturador y asesino.
Otto Dietrich nace en Mariemborg en 1908 y durante los primeros años de su vida sus aficiones son la música y la metafísica.
En 1929 entró en el partido nazi. Sus años de aprendizaje fueron duros porque no estaba acostumbrado a la violencia. Durante unosdisturbios en Tresit, lo hirieron dos balas en una pierna y tuvieron que amputársela, durante su convalecencia se dio cuenta que su destino le había deparado lo más difícil, vivir con plenitud sus ideas en lugar de luchar en la guerra. En 1941 fue nombrado subdirector del campo de Tanowitz.
Entre los prisioneros del campo se encontraba David Jerusalem, escritor y poeta. Fue muy duro con él hasta que esteacabó suicidándose. Dretúch lo destruyó para destruir al mismo tiempo una parte de su alma donde todavía residía una parte de piedad o de compasión. Él como todo hombre aspiraba a la plenitud, es decir, a la suma de experiencias que puede tener un hombre y lo consiguió porque conoció la gloria y la derrota.
Cuando llegó la derrota sintió algo que lo sorprendió, un sentimiento parecido a lafelicidad, buscó una explicación. Quizá se sentía culpable y necesitaba el castigo para su redención, quizá estaba cansado y esto significaba el fin; pero al final dio con la respuesta: la historia de los pueblos tiene una continuidad oculta; por ejemplo Hitler creyó luchar por Alemania, pero lo hizo en realidad por todos, incluso por aquellos a los que odiaba. Para crear un nuevo orden hay que destruirmuchas cosas, entre ellas Alemania. Lo importante es que rija la violencia, no importa que la victoria y la justicia no sean para Alemania, lo fundamental es que exista (“que el cielo exista aunque nuestro lugar sea el infierno”).
Ante la muerte, Otto Dietrich siente que su cuerpo tiene miedo, pero no él

La espera:
Un hombre perseguido va a refugiarse en un hotel, observa los edificios quelo rodean y confía en que si Dios quiere todo aquello le resulte algún día familiar. Tiene que pasar inadvertido, no llamar la atención de nadie; le enseñan su habitación, pero antes de inscribirle, le preguntan el nombre y él dice llamarse Villari, su gran enemigo.
La habitación está tapizada por unos grandes pavos reales con sus colas desplegadas. Durante muchos días no sale del cuarto, aunquepor las noches salía para ir al cine simpre sentado en la última fila. No recibe cartas, sólo lee el periódico con la esperanza de ver que Villari ha muerto.
En una ocasión, al entrar en el cine, alguien lo empuja y él lo insulta; el otro, sorprendido, se disculpa. Más tarde en la habitación, cuando duerme sueña siempre lo mismo en el fondo aunque con circunstancias variables: unos hombres lorodeaban y él sacaba el revolver de la mesilla y los mataba, esto lo despertaba; en el siguiente sueño tenía que volver a matarlos.
Un día, la entrada de unos hombres en su cuarto lo despertó, Alejandro Villari y un desconocido, lo habían localizado. Él les pidió que esperaran, se dio la vuelta contra la pared como si retomara el sueño.
Lo hizo porque es más duro afrontar un acontecimiento queimaginarlo o esperarlo eternamente, quizá era para que los asesinos no fueran más que un sueño, como ya lo había sido otras tantas veces.
Estos eran sus pensamientos cuando le dispararon.

El Aleph:
Borges es el protagonista de esta historia, que parte de la muerte de Beatriz Viterbo, ese mismo día cambian las carteleras de la Plaza de la Constitución y Borges piensa que ya el universo se vaseparando de ella pero que él siempre se consagrará a su memoria.
Durante muchos años visita al primo de Beatriz, Carlos Argentino, coincidiendo con el cumpleaños de esta. Poco a poco va haciendo que sus visitas sean más tarde de forme que cada vez que va se queda a comer. Durante esos día, Carlos Argentino le va haciendo confidencias y acaba por leerle unos espantosos poemas a los que después de...
tracking img